Foto: AFP

El presidente de Bolivia, Evo Morales, defendió la lucha armada del revolucionario argentino cubano Ernesto “Che” Guevara y sostuvo que no invadió al país andino, ya que junto a él combatieron guerrilleros bolivianos.

Morales hizo estas afirmaciones en su discurso en el acto central organizado por su Gobierno en la localidad de Vallegrande (sureste) para rendir homenaje a Guevara, 50 años después de su muerte.

“Es necesario decir que no fue una invasión, ya que de 50 guerrilleros, 26 eran bolivianos, hermanos bolivianos que luchaban junto al Che por la liberación de nuestro país”, justificó.

Según el gobernante boliviano, cuando el Che llegó a Bolivia, el país se encontraba en crisis, en una etapa en la cual los ideales de la lucha del pueblo eran pisoteados y se generó una división entre mineros y campesinos.

Morales también respondió a quienes han criticado a la guerrilla liderada por Guevara y a su Gobierno asegurando que no es traición recordar a quienes quisieron liberar a la patria.

“Traición a la patria es servir como lacayos al imperio norteamericano”, manifestó el gobernante e insistió en que “ser guerrillero no es un delito”.

Recordó que los movimientos independentistas en tiempos de la colonia surgieron como guerrillas y cuestionó que hoy se quiera mostrar a los guerrilleros como invasores, como terroristas, repitiendo, según dijo, el discurso usado en los gobiernos dictatoriales y neoliberales.

“No culpamos a las manos de los soldados bolivianos que fueron obligados a cumplir órdenes, culpamos a los agentes de la CIA y a los generales que se subordinaron a ellos para cometer el atroz y desleal acto de ordenar el asesinato de prisioneros”, añadió.

Al acto en Vallegrande asistieron el vicepresidente cubano, Ramiro Valdés; los hijos del guerrillero Celia, Aleida, Camilo y Ernesto y su hermano menor por parte de padre, Ramiro Guevara, además de miles de seguidores del revolucionario procedentes de Argentina, Cuba, Venezuela, Perú, Chile y Brasil.

Con el evento en Vallegrande culminó la amplia agenda organizada por el Gobierno de Morales para recordar el medio siglo de la muerte de Guevara.

El Ejército derrotó a la guerrilla del Che, lo capturó y el 9 de octubre de 1967 ordenó su ejecución en la localidad La Higuera (sureste).

Los restos del revolucionario fueron trasladados hasta Vallegrande, que es donde los restos del revolucionario estuvieron enterrados durante 30 años antes de ser repatriados a Cuba en 1997.

Las autoridades bolivianas intentaron reunir en una especie de acto de reconciliación a los exguerrilleros sobrevivientes y a los exmilitares que les combatieron y derrotaron.

No obstante, los exsoldados rechazaron participar en las actividades organizadas por el Ejecutivo y realizaron sus propios homenajes al medio centenar de sus compañeros caídos en 1967.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.