Diana Núñez Vásquez, exesposa del animador Gilberto Correa, desmintió los rumores que circularon recientemente que decían que estaba hospitalizado luego de estar involucrado en un incidente de violencia doméstica en la que ella aparecía señalada. El presentador ingresó a un centro caraqueño por complicaciones derivadas del covid-19.

Núñez Vásquez emitió un comunicado en el que aclaró la situación e indicó que luego de su divorcio, en marzo del año pasado, ella y Correa quedaron en buenos términos. “Quiero dejar claro que mientras estuvimos casados jamás hubo maltrato alguno, ni violencia entre ambos”, indicó la exesposa del animador en el comunicado.

“Esta aclaratoria la hago debido a una información insana e irresponsable que fue difundida la semana pasada que no solo trató de manchar mi imagen, sino también la de un gran comunicador, animador presentar que lo ha dado todo por Venezuela”, agregó.

Esta semana Raquel Lares, también exesposa de Gilberto Correa, aclaró que el presentador está hospitalizado por las complicaciones que puede generar el covid-19 en su salud y no por rumores, difundidos por algunos medios de comunicación, que señalaban que el presentador estuvo involucrado en un incidente de violencia domestica.

“Gilberto, por su trayectoria, no merece estar involucrado en ese tipo de noticias. Estos medios no verifican la información antes de hacerse eco de ese tipo de cosas. Quiero aclarar que es falso. Gilberto no ha estado en ningún incidente de violencia doméstica, él está hospitalizado por covid-19 y está recibiendo su tratamiento”, afirmó.

Asimismo, Lares habló sobre el estado salud del presentador de televisión, quien está un poco delicado de salud: desarrolló una neumonía intersticial y bilateral, pero se encuentra bien. “Él está de muy buen ánimo, optimista y sereno. He chateado con él muchísimo, está llenó de mucha fe y con muchas ganas de seguir viviendo”, dijo en entrevista el martes con Román Lozinski.

Lares señaló que, aunque el presentador está bien, hay que esperar y seguir el tratamiento porque el covid-19 es una enfermedad peligrosa y, además, el locutor tiene una enfermedad preexistente, Parkinson. “Hay que tener mucha paciencia, meditar y seguir el tratamiento al pie de la letra (…) Hay que vivir un día a la vez y estar monitoreando”, indicó.

Fuente: El Nacional.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.