(Foto referencial)

El exministro guatemalteco Francisco Perdomo Sandoval, buscado por la Justicia de su país por el autogolpe de Estado en 1993, negó haber sido detenido en México y deportado a Panamá, donde goza de asilo, y tildó esa versión, dada por la Policía de Guatemala, de mentira grande.

“Yo estoy en Panamá tranquilamente” tras haber regresado voluntariamente de México, a donde llegó anoche junto a su familia, explicó Perdomo en un vídeo colgado en la cuenta de Facebook del expresidente guatemalteco Jorge Serrano Elías, también asilado en el país centroamericano desde 1993.

El exministro de Interior relató que una vez en el aeropuerto que sirve a la capital mexicana y siguiendo el proceso migratorio regular, uno de los funcionarios le comentó que tenía una pequeña observación de un hecho ocurrido hace mucho tiempo.

“Me solicitan que regrese a Panamá, lo que hago de una forma voluntaria”, dijo el exfuncionario, que aseveró que no hubo participación alguna ni de Interpol ni de otra autoridad judicial, lo que hubo fue una mentira grande al decir que me habían capturado.

Le dijo al director de la Policía de Guatemala que daba lastima, tristeza y vergüenza que un funcionario de su jerarquía se preste a actitudes tan sinvergüenzas, tan poco varoniles, expresó.

El portavoz de la Policía Nacional Civil (PNC), Pablo Castillo, informó que Perdomo había sido detenido la noche de este viernes en México y que fue deportado a Panamá por la Interpol pese a que el organismo había dicho que lo entregaría a Guatemala.

Agregó que la Policía hizo un requerimiento a la Interpol de México para que justifique su actuar de no enviarlo directamente a Guatemala.

El expresidente Serrano (1991-1993) leyó en el mismo vídeo un documento fechado el pasado 29 de junio y que atribuyó a la Interpol de Guatemala según el cual en la base de datos de ese organismo no les aparece activa ninguna notificación de búsqueda internacional.

Acusó a la fiscal general de Guatemala, Thelma Aldana, y al jefe de la Comisión Internacional contra la Impunidad de Guatemala (Cicig), el colombiano Iván Velásquez de insistir ante Interpol para su búsqueda y captura, en un proceder ilegal.

“Pero Interpol no les comió el cuento”, dijo Serrano Elías, que recalcó que ese organismo tiene entre sus estatus que no se puede perseguir a personas por cuestiones políticas.

“Estamos nuevamente ante una farsa más de quienes quieren hacerse aparecer como paladines de la Justicia siendo realmente verdugos”, declaró el ex jefe del Estado.

Tildó de bola de mentirosos a los que, aseveró, insisten en perseguirlo a él y a Perdomo por razones políticas, y dijo que esa actitud y la actual situación política e institucional de Guatemala deja claro que tenían razón hace más de 24 años.

El 25 de mayo de 1993 Serrano Elías disolvió el Congreso y la Corte Suprema de Justicia y se atribuyó todos los poderes con el argumento de que esos organismos eran corruptos.

Por ello fue destituido por el Congreso y se asiló en Panamá, lo mismo que Perdomo Sandoval, quien fue el único ministro que firmó el acuerdo de las normas temporales dictadas por el expresidente, en un hecho conocido como popularmente como el Serranazo.

Perdomo y Serrano son requeridos por la Justicia guatemalteca por los delitos de violación de la Constitución, rebelión, desacato, usurpación de funciones, abuso de autoridad, peculado (malversación) y abandono de cargo, entre otros.

El Gobierno de Panamá ha rechazo en al menos tres oportunidades (1993, 1994 y 1998) solicitudes de detención con fines de extradición contra ambos.

Perdomo dijo este sábado que el Estado panameño le merece todo el respeto del mundo, y que tanto él como Serrano han sido respetuosos del asilo.

El exministro cumplió 60 años y lo va a celebrar aquí en Panamá. Panamá es un país de derecho, no de hecho, de abusos, aseveró por su parte Serrano.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.