Foto cortesía de: AFP
COMPARTE

La expresidenta surcoreana Park Geun-hye compareció hoy en una sesión ante un tribunal de Seúl que decidirá si la envía a prisión preventiva por su participación en la trama de corrupción de la “Rasputina”.

Con gesto serio, Park llegó a la corte 10 minutos antes de que arrancara, a las 10.30 hora local (1.30 GMT), la vista para debatir si se concede la orden de detención solicitada por la fiscalía el pasado lunes.

La sesión, que se celebró a puerta cerrada, duró ocho horas y 40 minutos, lo que supone un tiempo récord desde que en 1997 Corea del Sur introdujo este sistema para revisar las peticiones cursadas por los investigadores.

Durante todo ese tiempo, centenares de seguidores de Park permanecieron ante los tribunales del distrito central de Seúl para mostrarle su apoyo, al igual que sucedió a primera hora, cuando la mujer abandonó entre un fuerte dispositivo de seguridad su cercano domicilio en el barrio de Samseong para dirigirse a los juzgados.

Al concluir la sesión, la exmandataria abandonó la sede del tribunal sin atender a las preguntas de los medios con idéntico gesto de severidad y fue traslada a la cercana oficina de la fiscalía, donde aguardará el veredicto.

Aunque no tenía obligación legal de asistir, la expresidenta decidió personarse ante el tribunal y por tanto tuvo que responder directamente a las preguntas del juez.

Se da por hecho que tanto ella como sus abogados negaron nuevamente los 13 delitos que por el momento la fiscalía le atribuye, entre los que se cuentan abuso de poder, coacción o soborno, este último castigado por la ley surcoreana con un mínimo de 10 años de prisión y hasta con cadena perpetua.

Concluida la vista, se espera que el tribunal delibere durante varias horas más y haga pública su decisión a última hora de hoy o a primera del viernes.

La fiscalía, que ya interrogó a Park la semana pasada durante 21 horas seguidas, considera que confabuló con su amiga Choi Soon-sil, apodada la “Rasputina” por su influencia sobre la exmandataria, para crear una red que extorsionaba a empresas a cambio de un trato de favor por parte del Gobierno.

Entre esas empresas se encuentra el Grupo Samsung, y por este motivo su presidente de facto, Lee Jae-yong, se sometió a una audiencia similar el pasado 16 de febrero que concluyó con su arresto.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.





Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.