Los dos expresidentes del Gobierno español socialistas, Felipe González y José Luís Rodríguez Zapatero, discreparon este viernes sobre el tratamiento que debe dar el actual jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, al líder opositor venezolano Juan Guaidó.

El político venezolano, reconocido como presidente encargado de Venezuela por España y más de 50 países de todo el mundo, estará este fin de semana en Madrid como parte de su gira por Europa con el fin de recabar apoyos para lograr un cambio en Venezuela.

Durante su estancia en España no será recibido por el jefe del Gobierno español, el socialista Pedro Sánchez, sino que se entrevistará con la ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya.

Zapatero

Rodríguez Zapatero, que ejerció como mediador entre el Gobierno y la oposición de Venezuela, afirmó este viernes en una entrevista radiofónica que Sánchez “acierta” al no recibir al también presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Juan Guaidó.

Zapatero, que viajó 38 veces a Caracas durante los últimos cuatro años, dijo que a su entender, hay mucha “desinformación” sobre ese país latinoamericano.

El político socialista, al frente del gobierno español de 2004 a 2011, afirmó que es un error promover sanciones económicas “para que sufra un pueblo” y apeló al diálogo entre las dos partes como vía para resolver el conflicto de manera “pacífica”.

El exlíder socialista explicó que el reconocimiento internacional a Juan Guaidó como “presidente encargado” de Venezuela el pasado febrero ha creado una situación “insólita” y “sin precedentes” desde el punto de vista de la legalidad internacional.

Felipe González

Sin embargo, su antecesor, el histórico líder socialista Felipe González, en una declaración remitida hoy a Efe, defendió a Guaidó como “el único representante legitimado democráticamente” como presidente de Venezuela, frente la “tiranía” de Nicolás Maduro.

González, que formó parte del equipo de defensa jurídica del opositor venezolano Leopoldo López, subrayó que Guaidó es el presidente de la Asamblea de Venezuela y el presidente encargado del país, reconocido por las principales democracias de la Unión Europea, de América Latina y del Norte, como Estados Unidos o Canadá.

“Es el único representante legitimado democráticamente, de acuerdo con la Constitución de Venezuela, frente al poder fáctico representado por la tiranía de Maduro y sus apoyos espurios de la llamada Asamblea Constituyente, del Tribunal Supremo o de la cúpula militar”, subrayó el expresidente.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.