Foto: AFP

Lewis Hamilton (Mercedes) superó este sábado con autoridad a sus rivales en la sesión clasificatoria del Gran Premio de Australia, marcando el terreno al inicio del Mundial, con sus rivales de Ferrari al acecho.

Esta pole número 73 de la carrera del cuádruple campeón del mundo británico, siete de ellas en Australia, le permitirá ocupar la primera línea en la salida el domingo, por delante del finlandés Kimi Raikkonen (Ferrari). La segunda línea estará formada por Vettel y por el holandés Max Verstappen (Red Bull).

Cuando restaban pocos segundos para el final de la Q3, Hamilton realizó su mejor vuelta (1 minuto 21 segundos 164 milésimas), lo que le permitió aventajar en 664 milésimas a Raikkonen.

Hamiton confirmó así que las cualidades de su monoplaza y las suyas propias no perdieron vigor desde el final de la pasada temporada, y que el 2018 volverá a deparar un emocionante duelo entre los dos cuádruples campeones del mundo, Hamilton y Vettel.

El piloto británico nacido en Stevenage se mostró eufórico y un tanto desafiante en la rueda de prensa posterior a la fase de clasificación.

“Para borrar tu sonrisa”

Hamilton desmintió la existencia de “un botón mágico” para que su motor carbure tan bien en las calificaciones.

Vettel le preguntó entonces irónicamente qué le había impedido darlo todo antes del final de las calificaciones, a lo que Hamilton respondió sonriente; “Esperaba a la Q3 para borrar la sonrisa de tu rostro”.

Pero el británico no debería olvidar que el año pasado, en el que también logró la pole, la victoria se inclinó en Melbourne hacia Vettel.

Sin embargo, no todo fue negativo en la ‘Scuderia’, ya que se mostró superior a los Red Bull.

 Bottas accidentado

“Las cosas estarán más apretadas en la carrera”, se esperanzó Vettel aunque con rostro serio.

Raikkonen, que ya el viernes fue más rápido que el alemán, también ofreció una imagen de optimismo, aunque “obviamente la diferencia de tiempo es bastante grande”

El callado piloto finlandés, de 38 años, no sube a lo más alto del podio desde su victoria en Albert Park en 2013.

Los dos monoplazas de Maranello no tendrán en principio que pelear con el segundo Mercedes, de Valtteri Bottas. El otro finlandés de la parrilla impactó contra el muro al inicio de la Q3.

Trabajo extra para sus mecánicos, que tendrán que recomponer el alerón trasero, las ruedas de la derecha, y la suspensión delantera derecha.

Otro motivo de alegría para Ferrari es que los Haas del danés Kevin Magnussen y del francés Romain Grosjean, motorizados por Ferrari, saldrán respectivamente del 5º y del 6º puesto, ya que el australiano Daniel Ricciardo (Red Bull) sufrió una sanción de tres puestos en la parrilla por no haber respetado la bandera roja el viernes.

El español Carlos Sainz (Toro Rosso) saldrá en quinta línea (9º), y Fernando Alonso (McLaren) lo hará detrás de él (11º).

“Después de los entrenamientos de invierno, uno nunca sabe cómo será el rendimiento en la primera clasificación, con lo que es una especie de alivio que el monoplaza rinda bien y que seamos más competitivos que en las últimas temporadas. Este año nos vamos a divertir”, auguró el piloto asturiano.

El mexicano Sergio Pérez (Force India) partirá desde la séptima fila de la parrilla.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.