Ganó el premio Cy Young en dos ocasiones. Foto cortesía: Líder en Deportes.

Los Cardenales de San Luis confirmaron que, este viernes, uno de los miembros del Salón de la Fama del Béisbol, el ex lanzador Bob Gibson, murió a los 84 años de edad.

Gibson, quien nació en Omaha Nebraska, jugó sus 17 temporadas en las Grandes Ligas para los Cardenales, desde la temporada de 1959 hasta 1975.

El nueve veces All-Star y dos veces campeón de la Serie Mundial obtuvo 251 victorias, logró 3.117 ponches y tuvo promedio de efectividad de 2.91.

Incluso, el dos veces ganador del premio Cy Young fue nombrado MVP de la Serie Mundial en sus temporadas de campeonato de 1964 y 1967.

Un año después, en 1968, Gibson, defendió una de las mejores temporadas jamás producidas por un lanzador abridor al tener marca de 22-9 con efectividad de 1.12 y 13 blanqueadas, lo que llevó a que el montículo del lanzador se redujera de 15 a 10 pulgadas. Gibson completó 28 de sus 34 aperturas.

La muerte de Gibson se produjo en el aniversario número 52 de quizás lo que fue su mejor salida, cuando ponchó a 17 bateadores, un récord de la Serie Mundial, en el Juego 1 del Clásico de Otoño de 1968 contra los Tigres de Detroit.

El ex abridor, a quien apodaban “Hoot” en honor al vaquero y estrella del cine mudo Hoot Gibson, ganó dos premios Cy Young y el premio al Jugador Más Valioso (MVP) de la Liga Nacional en 1968.

Además, fue elegido para el Salón de la Fama del Béisbol en su primer año de elegibilidad, en 1981 y fue incluido en el Salón de la Fama del equipo en 2014.

Ocupó el puesto número 31 en la lista de los 100 mejores jugadores de béisbol de The Sporting News, y fue escogido para el equipo All-Century de las Grandes Ligas de Béisbol en 1999.

Luego de su retirada, fue un “entrenador de actitud” para Joe Torre, su ex compañero de equipo, con los Mets de Nueva York, y luego siguió a Torre hasta los Bravos de Atlanta, donde fue entrenador de pitcheo.

Antes, trabajó como analista de color de respaldo para el Monday Night Baseball de ABC en 1976, y brevemente fue comentarista de color para los Nets de Nueva York de la American Basketball Association.

En 1990, Gibson era un comentarista de color para los juegos de béisbol en ESPN, y en 1995, volvió a trabajar con Torre como entrenador de pitcheo, esta vez con los Cardenales de San Luis.

Cabe acotar que, su deceso aconteció a menos de un mes después de la muerte de uno de sus compañeros de equipo, el jardinero del Salón de la Fama, Lou Brock. Otro gran lanzador de su época.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.