Juventus supporters evacuate Piazza San Carlo after a panic movement in the fanzone where thousands of Juventus fans were watching the UEFA Champions League Final football match between Juventus and Real Madrid on a giant screen, on June 3, 2017in Turin. / AFP PHOTO / MASSIMO PINCA
COMPARTE

Una estampida humana provocada por una falsa alerta de bomba en una plaza del centro de Turín, donde miles de personas miraban la final de la Liga de Campeones de fútbol en pantallas gigantes, dejó más de 1.500 heridos.

Periodistas de la AFP en el lugar presenciaron escenas de caos cuando, pocos minutos antes del final del partido, unos fuegos artificiales y una o varias personas que alertaron de la explosión de una bomba provocaron el movimiento de pánico en la céntrica plaza de San Carlo.

La mayor parte de las víctimas, de un total de 1.527, según el último balance de la prefectura, sufrieron heridas leves, pero siete de ellos tuvieron que ser ingresados en urgencias y tres están en estado grave, incluyendo un niño de 7 años que está en coma tras haber sido pisoteado por la multitud.

Diez minutos antes del final del partido, en el que el Real Madrid se impuso a la Juventus de Turín por 4-1, la muchedumbre se puso a correr y chocó contra las barreras de seguridad o los edificios que rodean la plaza, donde se habían instalado pantallas gigantes.

Muchas personas cayeron al suelo o resultaron heridas con restos de vidrio que había en el suelo.

“Oímos un ruido, hubo una estampida. La gente empezó a caer unos encima de otros. Tengo sangre de la gente que me cayó encima”, explicó a la AFP Luca, de 32 años, que estaba en el lugar.

“Fue como una ola, la gente saltaba, unos encima de los otros. Fue realmente un momento terrible, pensamos en lo que pasó en Mánchester”, añadió, en referencia al atentado de hace dos semanas en un concierto de Ariana Grande.

Giulio, otro hincha de la ‘Juve’, explicó haber caído al suelo y que la gente le pasó por encima. “Perdí a todos mis amigos, no sé lo que pasó, no tengo ni idea”, señaló.

Otro testigo, Gaétan, un francés, explicó a la AFP haber sufrido “mucho estrés”. “Con todo lo que está pasando es normal, sentimos pánico”, dijo.

Según el prefecto de Turín, Renato Saccone, citado por los medios italianos, “la causa principal fue el pánico pero para comprender qué lo provocó habrá que esperar un poco”.

La plaza San Carlo recuperó rápidamente la calma y miles de “tifosi”, los hinchas de la Juve, volvieron a buscar sus cosas.

“Me caí, logré levantarme pero lo he perdido todo, mi teléfono, mi bolsa, todo”, dijo uno de ellos a la cadena de información SkyNews24.

El domingo por la mañana, la plaza seguía llena de restos del incidente y de manchas de sangre, así como de numerosas botellas de cerveza rotas, responsables, al parecer, de muchas heridas.

Para los hinchas más veteranos de la Juventus, la estampida del sábado evoca la tragedia de 1985, cuando poco antes de una final de la copa de Europa entre la ‘Juve’ y el Liverpool en el estadio de Heysel (Bruselas) una estampida provocó 39 muertos, la mayoría italianos.

A pesar de ello ese partido se jugó y la ‘Juve’ conquistó su primer título de campeón de Europa. El segundo y hasta ahora último fue el que logró en 1996.

El Real Madrid logró el sábado por la noche su duodécimo título de Liga de Campeones tras vencer a la Juventus por 4-1, con un doblete de Cristiano Ronaldo y tantos del brasileño Casemiro y Marco Asensio.

El equipo blanco es además el primero que gana dos títulos seguidos en el formato Champions, sumando su tercera corona en cuatro años (2014, 2016, 2017).




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.