(Foto Archivo El Carabobeño)
COMPARTE

Dayrí Blanco | @DayriBlanco07

Se hace lo que se puede. En los campos venezolanos se trabaja con lo poco que les queda de insumos. No hay alimentos ni medicamentos para los animales y los inventarios de fertilizantes también están vacíos. El resultado está en los anaqueles: Solo se cubre 28,5% del consumo nacional de leche.

Entre cuatro y cinco millones de litros al año es lo máximo que se puede colocar en el mercado de los 14 millones que se requieren para satisfacer la demanda. “Es imposible hacer más si desde el Gobierno, que todo lo controla, no nos dan los recursos que necesitamos”, advirtió el presidente de la Asociación Venezolana de Criadores de Ganado Cebú (Asocebú), José Antonio Carrasquero.

Toda la soya, el sorgo y la mayoría del maíz que se utiliza para la preparación del alimento concentrado para los animales es importado en un proceso que depende del Ejecutivo de principio a fin. El problema es que cada vez llegan menos cargamentos a los puertos del país, lo que ha condicionado que las vacas produzcan en retroceso. “Si hoy una da ocho o 10 litros puede que mañana sean solo dos porque no están comiendo bien y se pierde todo el trabajo y la inversión que hemos hecho en genética”.  90 % de los animales de doble propósito en Venezuela — productores de carne y leche — son concebidos en biotecnología de reproducción asistida.

Hay fallas evidentes. El precio regulado del kilo de maíz para los productores es de 90 bolívares, pero su costo real excede los 300 bolívares. “Es imposible entonces que el negocio se mantenga”. Otra dificultad nace de la falta de semillas para la siembra del ciclo de invierno que comienza el 15 de abril.

Para Carrasquero no hay solución que no pase porque el Gobierno se de la mano con el sector productor y que abra los mercados. “Si importamos directamente, para buscar equilibrio entre producción y productividad, tendremos oferta. Ahorita no sabemos ni siquiera dónde están los fertilizantes de Pequiven que debe vendernos Agropatria”. Aseguró que desde la expropiación de Agroisleña el suministro de insumos ha caído en casi 100%.

el presidente de la Asociación Venezolana de Criadores de Ganado Cebú (Asocebú), José Antonio Carrasquero. ( Foto Dayrí Blanco)

El presidente de Asocebú, presente en la  la 46 Feria Nacional Agropecuaria e Industrial Valencia 2017 y la 42 Feria Nacional del Cebú 2017, que se realiza desde el jueves 16 de marzo hasta el domingo 19, fue claro: “Quisiéramos volver a la Venezuela de hace 15  o 20 años atrás donde nos sobraba la comida, éramos exportadores de maíz a Colombia de manera legal, exportabamos arroz, nuestro gran problema con el café era que nos sobraban 600 mil sacos al año, éramos grandes exportadores a Europa y Estados Unidos”.

Uno de los factores que desencadenaron la crisis actual es el control de cambio. “Notamos que el Gobierno tiene más interés en la importación de alimentos regulados manejados por ellos porque hay negocios dolosos, mientras que con libertad de comercialización podríamos llevar mejores precios al consumidor”.

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.