Foto: Armando Díaz

El pasado martes un hombre apodado “el Juancito” fue abatido por funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas (Cicpc). Sus familiares apuntan a que fue un asesinato y no un enfrentamiento lo que ocurrió con su familiar.

Iraida Rivero, tia de José Miguel Rivero, enfatizó en que nunca existió un enfrentamiento, porque los funcionarios entraron a su casa, en la calle Los Mangos, a las 7:00 a.m., para llevarse a su sobrino de 24 años, junto a otros ocho detenidos provenientes de distintas zonas.
No hubo explicaciones, ni órdenes judiciales. Con el paso de las horas y la falta de información sobre el paradero del familiar, las alarmas se activaron.

Ella llamó a las distintas comandancias y en una le dijeron que fuera a la morgue, en donde encontraría a Rivero.

Aunque el dolor embarga a la tía, ella sabía que el fallecido andaba con juntas peligrosas que al final le causaron un gran daño.



Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.