Patricia Linares lleva tres días durmiendo en las afueras de la Ciudad Hospitalaria Dr. Enrique Tejera (Chet) de Valencia. El frío y la incomodidad de pasar la noche en una silla no es su mayor preocupación, su miedo radica en contraer la COVID-19 por el poco distanciamiento físico entre personas.

El pasado miércoles su esposo ingresó a la emergencia de adultos por una fractura de costillas que derivó en complicación pulmonar. Desde entonces, los días de Linares transcurren con angustia.

La escena se repite todos los días: aglomeración de personas en las afueras de la emergencia, de las cuales muchas de ellas no portan el tapabocas de la manera correcta.

(Foto Rosimar Sánchez)

Según comentó, cuando llega la ambulancia, los familiares de los pacientes se asustan porque no saben si se trata de una persona contagiada por COVID-19.

Tampoco tienen conocimiento de las condiciones en las que se encuentran las áreas dónde están sus seres queridos, debido a que tienen negado el acceso a la emergencia como una medida de seguridad, puesto que allí también son atendidos pacientes con COVID-19. “Cada cierto tiempo sale la doctora y nos informa cómo está el paciente, pero no sabemos si allá adentro hay una zona exclusiva para los que tienen COVID-19. Supuestamente sí, pero no tenemos la seguridad”.

Linares denunció que cuando intenta colocar su silla portátil en una de las áreas verdes cercanas a la emergencia de adultos, los funcionarios que custodian el lugar le piden que desaloje. “No nos dejan estar en esos espacios y el problema es que somos muchos familiares en el área de espera frente a la emergencia”.

Wendy Martínez, quien tiene a su mamá hospitalizada en el lugar producto de una fractura de caderas, señaló que hay poco personal de salud, por lo que los pacientes no estarían recibiendo la atención que deberían. “Mi mamá pasó casi 18 horas sin que le cambiaran el pañal, tal vez si nos dejaran entrar uno pudiera ocuparse de la persona”. Destacó que los médicos tienen la intención de atender a sus pacientes, pero en ocasiones no se dan abasto”.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.