Foto: (Referencial)
COMPARTE

Familiares de Fabián Moisés Vargas Suárez (11) estaban en la morgue esperando que les entregaran los restos (osamenta) del niño hallado al cabo de dos meses de su desaparición, en el sector Reventón, de la población mirandina de Araira, Guatire, municipio Zamora.

El 3 de diciembre Fabián sostuvo una discusión con su hermanita y para evitar la reprimenda de su madre corrió a esconderse en el monte, pero no volvió. Era el sexto de 8 hermanos y estudiaba 4º grado en la escuela bolivariana Reventón.

Los primeros días, los familiares pensaban que se resguardaba en la casa de su abuela, como acostumbraba, y al confirmar que no estaba allá comenzaron a buscarlo inútilmente. Su desaparición era casi un misterio hasta que el viernes 3 de febrero, en la oportunidad que uno de sus  hermanos salió a cazar en la montaña y se encontró la mitad del cuerpo del pequeño en el lecho de una quebrada.

En el sitio solo estaban el cráneo, los brazos y parte de las costillas, pero no había duda de que se trataba de Fabián, porque allí se encontraba el short negro que llevaba puesto el día en que desapareció.

Presumen que el joven murió al recibir una descarga eléctrica, cuando intentaba pasar por debajo de un cable de alta tensión, que colocó un parcelero para resguardar su propiedad, pero no había ningún tipo de advertencia. Fabiola Vargas, hermana del occiso, dijo que la marca del cable quedó marcada en la cabeza del jovencito.

La familia hizo la notificación en el Cicpc local y fue el domingo, cuando los funcionarios  acudieron a realizar el levantamiento de los restos y el posterior traslado a la morgue de Bello Monte.

Los familiares se mostraron extrañados porque el acta de defunción no indica la causa de muerte, y ellos están seguros que el muchacho murió electrocutado al hacer contacto con el cable de alta tensión, mientras intentaba pasar por debajo de éste con el cuerpo mojado por el agua de la quebrada.

Aunque el parcelero Juan Vaamonde, – dueño del terreno – ,  ha sido receptivo con la familia, y pagó los gastos funerarios, ellos esperan que asuma su responsabilidad en el hecho.

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.