(Foto referencial /archivo)
COMPARTE

En un presunto enfrentamiento con funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), murió Gleinder Octavio Betancur Jaimes (16), quien tenía apenas dos meses de haberse mudado de Guasdualito (Apure) al barrio Divino Niño de Las Mayas, en Coche. Sus familiares negaron la versión policial.

Vivía con su madre y sus hermanos en un rancho recién adquirido, que aún están pagando, porque se vinieron a Caracas en busca de mejor vida junto con un hermano que consiguió trabajo en una empresa.

Yasneidy Medina Jaimes piensa que los funcionarios se confundieron, porque anteriormente vivió en el inmueble otra persona que tenía problemas con la justicia. “Los funcionarios me dijeron que lo buscaban por homicidio. Mi hermano apenas estaba llegando a Caracas, si fue una confusión, cómo van a hacer ellos? Ya está muerto. No me lo van a devolver”.

Jaimes contó que los funcionarios sacaron de la casa a la madre y tres hermanas de Gleinder, dispararon varias veces para simular un enfrentamiento y luego lo trasladaron al hospital de Coche. Se llevaron comida, desodorantes, toallas y otros objetos.

Gleinder era futbolista, perteneció al equipo que manejaba el cura Calderón, y al morir el ex gobernador, el joven comenzó a buscar otras rutas para convertirse en profesional.

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.