Cipriana Ramos, presidenta del Consejo Nacional del Comercio y los Servicios (Consecomercio)
COMPARTE

 

Los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP) son un mecanismo de control social implementado por el Gobierno nacional, así lo aseguró la presidenta de Fedecámaras, Cipriana Ramos.

A su juicio el problema de los alimentos en el país no se debe a la distribución, por lo cual consideró que los CLAP no contribuyen a solventar la crisis. Denunció que el sector de la población al que le llegan las bolsas es un grupo reducido que no puede protestar y tiene que someterse a medidas como la inscripción del carnet de la patria.

Ramos señaló que ese control se acabará solo si en Venezuela se obtiene una soberanía alimentaria, partiendo de la producción en campos e industrias. También indicó que es necesario permitir a los comerciantes importar y vender libremente.

Sobre las declaraciones del presidente Fedeagro, Toni Pestana, en las cuales aseguró que la producción alcanza para sólo para los primeros meses  del año, Ramos explicó que esto se traduce en la falta de producción en el campo que cubría la demanda alimenticia en el país.

Unión Radio




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.