(Foto Globovisión)

La Basílica Nuestra Señora del Rosario de la Chiquinquirá, ubicada en Maracaibo, capital del estado Zulia, recibió este viernes a sus feligreses, quienes unidos en oración agradecen a su madre espiritual favores concedidos y ruegan por la paz y la unidad de los venezolanos.

Con flores, rosarios y oraciones, los zulianos y visitantes entran y salen del aposento sagrado para visitar a la Chinita, un día antes de celebrar los 308 años de su aparición en orillas del Lago de Maracaibo y en el que los devotos la acompañan en procesión por las calles de las parroquias Bolívar y Chiquinquirá, de la ciudad marabina.

Carmen Montilla colocó flores y oró en silencio a la Chinita. Le pidió por la paz del país y por el diálogo nacional para bien de la nación y de los venezolanos.

“A ella la respeto, es nuestra madre y si todos le pedimos por la paz, nos la dará. Debemos querer a nuestro país y como hijos de la Virgen solicito que nos abrace con su manto sagrado para que a los que piensan en violencia los enfoque en una vida de paz”, expresó.

Con su hija vestida con manta guajira, Yuneirys Bracho le dio gracias a la Virgen por la salud y la unión de su familia. “La Chinita es mi madre espiritual, a ella le hablo a diario, converso con ella con confianza, cada 17 (de noviembre) la vengo a acompañar en la serenata hasta el amanecer del 18 para celebrar que está allí, protegiendo a su pueblo”, manifestó.

Con un rosario entre sus manos, la sexagenaria Maritza Hernández refirió: “La Chiquinquirá es lo más grande para mí. Sentí su presencia cuando tuve mi último hijo, de quien me daban pocas probabilidades de salud. Ella estuvo allí conmigo y mi hijo, que hoy tiene 30 años, está lleno de salud”.

Su devoción viene desde niña, cuando su madre la llevaba cada 18 de noviembre para orarle y cantarle a la Virgen, junto a sus dos hermanos mayores, quienes hasta su partida de este mundo fueron Servidores de María.

Este viernes 17 devotos y gaiteros se reunirán asimismo frente a la Basílica desde las 7:00 de la noche hasta el amanecer, en oración y cantos gaiteros para rendirle tributo a la madre espiritual de los zulianos, pagar promesas y solicitarle milagros.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.