Foto: LVBP.com

A sus 34 años, Felipe Paulino no está listo para decirle adiós al montículo. El ex abridor se ha dedicado por completo a ser relevista y, con ello, pretende llamarle la atención a algún scout para volver al béisbol organizado de los Estados Unidos.

Con eso en mente, el nacido en la República Dominicana pero totalmente criado y formado en Venezuela volvió a la LVBP esta temporada tras 10 años de ausencia, integrando a los Cardenales de Lara.

Ahora, reforzando a los Caribes de Anzoátegui en la Serie del Caribe Jalisco 2018, el derecho quiere hacerse sentir en nombre de dicho equipo y de Venezuela.

“Agradecido por todas las oportunidades y por venir a esta serie”, dijo Paulino. “Tremendo evento. Venezuela me tuvo en cuenta y aquí estaré apoyando al equipo en todo lo que se pueda”.

Paulino permitió par de carreras en dos tercios de entrada el viernes en la apertura de este Clásico Caribeño, tras tambalear algo también en la postemporada en Venezuela con Cardenales. Pero en la temporada regular de la LVBP, el diestro permitió apenas dos limpias en 10.0 entradas (EFE de 1.80), con 11 ponches.

Han sido muchas las vueltas que ha dado Paulino. Tras partes de seis campañas en Grandes Ligas con los Astros, Reales y Medias Blancas, una cirugía Tommy John y “amagues” con los Medias Rojas, Cachorros e Indios, el serpentinero ha participado en el béisbol japonés, la Liga Mexicana de Béisbol y hasta en el Premier 12 en representación de Venezuela.

Antes de integrarse a los Cardenales este invierno, Paulino se destacó en la independiente Liga del Atlántico con Sugarland, cerca de su hogar en Houston.

“Yo amo lo que hago, lo que es el béisbol”, dijo Paulino al tocar el tema de sus tantas vueltas. “Hice el cambio a lo que es el relevo y estoy tratando otra vez de convencer a la gente del (béisbol) organizado de que hay un Paulino que todavía le queda, y bastante. Estoy esperando que algo salga, si Dios quiere”.

En ese sentido, Paulino pretende seguirles los pasos a muchos que han hecho la transición de manera exitosa.

“Siempre venimos por 15, 20 pitcheos. El relevista siempre tiene un trabajo más seguido, pero corto”, expresó. “Eso le puede dar una vida larga a un pitcher”.

Con información de Las Mayores




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.