Alejandro Feo La Cruz. (Foto Dayrí Blanco)

Dayrí Blanco | @DayriBlanco07

Nadie esperaba esa noticia. El ambiente era tenso, de tristeza. “No me postularé a la alcaldía de Naguanagua”, dijo tajantemente Alejandre Feo La Cruz ante una audiencia cercana a él, pero sorprendida.

La decisión la tomó tras días de intensa reflexión. “Inscribirme solo le haría mas daño a la unidad”. Le hizo un llamado a los dirigentes de oposición: “Nos hemos hecho demasiado daño hablando mal de nosotros mismos. Dónde está esa energía e ímpetu de 2015. Tenemos que recuperarlo. Ya basta de esta lucha sin sentido”.

Fue insistente: “Por más esfuerzos que hagamos no podremos luchar contra toda la trampa y ambiente turbio de esas elecciones”.

Para Feo La Cruz no fue fácil. Se le veía triste junto a su esposa.

Admitió que no fue fácil para él. Su expresión de tristeza era compartida por la de su esposa, Malimai Montoya. “Pero lo hago por nuestra gente. No hay condiciones para participar, serán unas elecciones muy turbias”.

En dos periodos de gestión fueron varios los logros que enumeró al anunciar su decisión. En materia de salud, educación, vialidad, y infraestructura. “Quisiera segur luchando por esos proyectos que nos convirtieron en un municipio modelo, pero yo no me debo a un cargo, sino al pueblo”.

Fue claro: “Seguiré en Naguanagua con mi familia, no nos iremos y el trabajo continuará, no sólo hasta que entregue la llave de la alcaldía, sino mucho más allá”.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.