Los tres componentes del personal de las universidades nacionales han resultado perjudicados en más del 80% de sus expectativas salariales por el planteamiento de las escalas por parte del Ejecutivo Nacional, en un problema que va más allá de la violación a la Convención Colectiva Única y se extiende a toda la administración pública.

Así lo expuso en sesión del Consejo Universitario de la Universidad de Carabobo el vicerrector administrativo, José Ángel Ferreira, quien precisó que la cláusula de contingencia de la convención que rige a todos los trabajadores universitarios establece que,en casos de aumento del salario mínimo que supere el acordado en la convención, se reconocerá la diferencia entre escalas correspondiente hasta alcanzar los niveles fijados en las disposiciones legales.

El docente señaló que si bien la convención no dice que es 4,5 salarios mínimos de inicio de los sueldos, fue la metodología utilizada por la Opsu en tres oportunidades consecutivas, y por ende, la comunidad universitaria se hizo una expectativa.

Explicó Ferreira que, con base en dicha expectativa, un profesor titular a dedicación exclusiva debería ganar BsS. 32.900 y a tiempo completo debería percibir BsS. 27.200.

Subrayó que insólitamente un mes después de que esas expectativas estuvieran presentes en el personal universitario, la tabla oficial Opsu informa que el sueldo de un profesor titular a dedicación exclusiva es de BsS. 3.171 y BsS. 3.020 para uno a tiempo completo.Por lo que el porcentaje de pérdida de la expectativa que existe actualmente entre los profesores está entre un 83% y un 90%.

Agregó el vicerrector ucista que un caso similar ocurre con el personal administrativo. Citó por ejemplo que un periodista dentro de la universidad (nivel 12) tenía expectativas de ganar BsS. 16.682 y quedó recibiendo BsS. 2.390, con una pérdida del 86%. Y el menor escalafón entre los empleados, nivel 1, esperaba percibir BsS. 10.474 y ahora está ganando BsS. 1.917, con una disminución del 82% de su expectativa.

El personal obrero resultó igualmente perjudicado. Los obreros niveles 1,2 y 3, que esperaban un salario básico de BsS. 9.789, pasaron a percibir BsS. 1.877, con una pérdida de la expectativa del 81%; y uno de nivel 7, con un salario esperado de BsS. 12.831, está recibiendo BsS. 2.042 con una pérdida de la expectativa del 84%.

Señaló el profesor Ferreira que este perjuicio causado además viola la progresividad de los derechos de los trabajadores, según lo establece la Constitución.

Destacó que toda la administración pública se encuentra en iguales condiciones, desde los militares hasta todos los amparados por convenciones colectivas del Estatuto de la Función Pública.

Aseguró que esto es muy grave porque no se dijo la verdad el día del anuncio presidencial. En su opinión si el Presidente de la República hubiera advertido de que esto era una política temporal y necesaria para bajar el déficit fiscal, la gente se  hubiera molestado pero no se habría creado una expectativa. El grave problema es que la gente ya se hizo una ilusión y soñó con la solución de sus problemas domésticos, lo cual ahora no puede hacer.

“Esta situación ocasiona un estímulo perverso como lo es la diáspora universitaria”.

 

 

 

Con nota de prensa del Vicerrectorado Administrativo




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.