El vicerrector José Angel Ferreira defiende que seguro HCM de la UC se a administrado por la propia universidad. (Foto cortesía)
COMPARTE

Para el el vicerrector administrativo de la Universidad de Carabobo, José Angel Ferreira, lo lógico es que la Oficina de Planificación del Sector Universitario permita a la máxima casa de estudios carabobeña, mantener la administración de sus servicios de Hospitalización Cirugía y Maternidad (HCM), porque ha garantizado su eficiencia en los últimos 12 años.

La Universidad de Carabobo tiene un sistema de salud basado en el artículo 114 de  la Ley de Universidades, distinto al de las universidades del resto del país, el cual se ofrece en un servicio de calidad, confiable, las 24 horas del día los 365 días del año y cercano a la comunidad universitaria.

El servicio de HCM de la UC es un sistema integral, que incluye atención primaria, atención secundaria, financiamiento de consultas médicas, exámenes de laboratorio y estudios de imágenes, aspectos que difícilmente son ofrecidos por otro tipo de sistemas en el resto del país. Funciona con un sistema autoadministrado desde hace más de 12 años. Ferreira afirma contundentemente que “las coberturas, costos y los procesos que soportan el amparo de servicios médicos de la UC son por igual para profesores y empleados”.

Ferreira señala que la diferencia con el resto de las universidades comienza con que la UC no cuenta con institutos de previsión, lo cual hace distinto su planteamiento ante el impasse planteado entre la Oficina de Planificación del Sector Universitario (Opsu) y Ministerio de Educación Superior con las universidades nacionales.

El vicerrector explicó que hace más de 20 años nació la iniciativa por parte de las autoridades ucistas de diseñar un sistema homogéneo que protege por igual a profesores y empleados y cuenta con un proceso de admisión, seguimiento, calificaciones médicas, exámenes de laboratorio, tratamiento de imágenes y gastos de farmacia. La estructura organizativa que soporta este proceso tiene su base en el trabajo de 56 personas que mantienen los servicios operativos de 306 proveedores de salud de todo el país, quienes durante el año 2016 dieron cobertura a 47.646 personas y que atendieron 75.215 eventos, manteniendo un índice de solvencia financiera de los mejores del país.

“Es un sistema de seguridad social que, si bien tiene una cobertura modesta, es un servicio que funciona y está concertado con la gran mayoría de las clínicas de Carabobo y Aragua. Gracias a esta concertación se facilita el trabajo de cualquier empresa de seguros que se incorpore a trabajar con la UC, dado que somos nosotros quienes realizamos el trabajo del expediente médico que conforma el proceso; y somos nosotros quienes damos las distintas claves de emergencia para el ingreso de pacientes en todo el país.”

Con ello el trabajador ucista tiene un servicio de calidad que lo cubre todo el año en las mejores clínicas de manera rápida y que ha demostrado ser eficiente. Esto es independientemente de la compañía de seguros que dé servicio, ya que es la universidad quien administra el proceso de admisión hasta la liquidación de cada expediente médico.

En cambio, para otras universidades el conflicto se presenta porque los institutos de previsión social universitarios son quienes canalizan el HCM y brindan a los profesores del país coberturas y condiciones superiores a las que está ofreciendo la Opsu a través de la Convención Colectiva Única, razón por  la cual este proceso debe ser defendido para esas universidades.

DEFENSA DE PLAN PROPIO

El vicerrector administrativo destacó que, pese a las dificultades médicas, la UC ha honrado siempre sus compromisos, por lo que ha ganado reputación de buena pagadora y nunca ha desamparado a sus trabajadores en este servicio, y conjuntamente con Uami como centro de atención primaria, atiende con un servicio médico diario que jamás ha sido interrumpido, y que hasta ahora es confiable dado que el trabajador universitario siente que tiene los mecanismos necesarios para ser atendido rápido y oportunamente.

Queremos defender nuestro sistema, que está funcionando, que tiene cubierto el pago al personal que lo atiende, personal profesional capacitado con experiencia, tecnología adecuada, los procedimientos establecidos, probados y auditados; cuenta con una infraestructura física con problemas pero funcionando y tiene planes a futuro para optimizarse, dijo Ferreira.

Ferreira pide a la Opsu que conozca el sistema de la Universidad de Carabobo y convoque a las otras universidades que tienen sistemas autoadministrados, para que tome de ellos los aspectos positivos para implementar un servicio de calidad en todas las universidades nacionales.

Este sistema admite tanto presupuesto universitario como compañías de seguros privadas, siempre y cuando el presupuesto sea administrado por el alma máter, que es el elemento que ha dado la garantía de que en estos 20 años haya funcionado a plenitud.

 

 

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.