El fiscal general colombiano, Néstor Humberto Martínez. (EFE)

El fiscal general colombiano, Néstor Humberto Martínez, aseguró este viernes que varios jefes de las disidencias de FARC delinquen desde Venezuela en donde planean crímenes que se comenten en Colombia.

Así lo aseguró Martínez al referirse a la captura de alias “Muelas” un guerrillero investigado por hechos terroristas ocurridos este año en el departamento de Arauca, fronterizo con Venezuela, entre ellos el secuestro y posterior asesinado de un policía.

Según Martínez, las investigaciones de la Fiscalía evidenció que esos “crímenes se gestan y conciben en territorio venezolano. Es necesario que la comunidad internacional repudie y censure estos hechos que se gestan desde Venezuela que no puede convertirse en un país que protege al terrorismo”.

La Fiscalía explicó en un comunicado que Jorge Eliécer Jiménez, alias “Jerónimo” o “Arturo”, y Fabián Guevara, alias “Ferley”, presunto jefe de finanzas de la organización, “se encuentran refugiados en el municipio de la Victoria, en el Estado de Apure en Venezuela“.

El fiscal añadió que desde allí se “habría ordenado un plan que consiste en realizar extorsiones, secuestros, homicidios, amenazas y hurtos en el departamento de Arauca”.

Los investigadores tienen evidencia que el guerrillero que fue detenido, cruzaba permanentemente la frontera hacia Venezuela para recibir instrucciones y ejecutar acciones terroristas.

Alias “Muelas” es investigado por el asesinato del policía Jonathan Smith Sierra Suaza, quien fue secuestrado el fin de semana pasado y luego su cuerpo fue encontrado en un caserío cerca de Fortúl.

Las autoridades también investigan al disidente de las FARC por los atentados con explosivos al parlamentario José Vicente Carrero, y al alcalde del municipio de Saravena, Yesid Lozano Fernández, ocurridos a comienzos de este mes en Saravena.

El departamento de Arauca es uno de los más golpeados por el conflicto armado en el país y allí hacen presencia la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN) y disidencias de las FARC, entre otros grupos al margen de la ley, quienes luchan por el control territorial.

Las Fuerzas Militares de Colombia abatieron el pasado 2 de febrero en el departamento del Caquetá (sur) a Edgar Salgado, alias “Rodrigo Cadete”, un temido exlíder de las FARC que se acogió al proceso de paz pero luego se escindió para liderar una de las disidencias de la antigua guerrilla que opera en el sur del país.

De los 52 años que vivió, en 39 estuvo vinculado a la delincuencia como miembro de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y luego formó parte de las disidencias de esa guerrilla que no se acogieron al acuerdo de paz firmado con el Gobierno en noviembre de 2016. EFE




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.