(Foto archivo)
COMPARTE

Luego de 33 meses de juicio por el asesinato de la estudiante Gerladin Moreno, el pasado 19 de febrero de 2014 en Valencia, se llevó a cabo la primera audiencia de conclusiones del caso en el cual los fiscales  número 28, 39 y 44 de la Fiscalía General de la República, alegaron trato cruel, denigrante y vejatorio contra Moreno, así como también solicitaron la apertura de una investigación a 19 funcionarios de la GNB por declarar testimonios falsos durante el proceso judicial.

“Entramos en conclusiones, después de 33 meses esperando justicia, el Ministerio Público, los querellantes y abogados defensores comenzaron las conclusiones del juicio, es decir lo que ha sucedido en 55 audiencias del juicio contra los sargentos primero Alvin Bonilla y Francisco Caridad Barroso, implicados en el caso. Sentí mucha fuerza por la posición que tomaron los fiscales, porque no solo expusieron ante el juez todo lo que observaron, sino que también pidieron una sentencia firme y toda la ley que se le pueda dar a los culpables”, expresó Rosa Orozco, madre de la víctima.

Orozco, quien ha llevado el caso de su hija a instancias nacionales e internacionales, a través de su lucha por la justicia y la reconciliación nacional, destacó que durante la audiencia de conclusiones, los fiscales expusieron los alegatos donde se evidencia tratos crueles por parte de los acusados en contra de Moreno, quien se encontraba indefensa en la entrada de su residencia, cuando recibió un impacto de perdigón a quemarropa.

“Quedó demostrado que Geraldin fue víctima de trato cruel. Su asesinato evidencia que hubo trato cruel, trato denigrante y vejatorio. Le dispararon a pocos metros, en su cara, sin poder defenderse. Por eso hoy lo que esperamos es que se haga justicia, porque eso no puede volver a pasar en Venezuela. Nosotros esperamos también que se inicie la investigación solicitada por los fiscales a los 19 guardias nacionales que dieron testimonios falsos durante el juicio, ya que se evidenció que los funcionarios que dispararon los perdigones actuaron en nombre del Estado”.

Informó que durante la audiencia, los fiscales resaltaron que “el 19 de febrero, los funcionarios de la GNB portaban armas calibre número 12, tipo escopetas de usos múltiples, perdigones, que usaron en contra de Geraldin y algunos jóvenes que se encontraban en la protesta. Las pruebas indicaron que se encontraron nueve conchas, 4 de Caridad y 2 de Bonilla”.

Los cargos contra los sargentos Bonilla y Caridad, se refieren a homicidio calificado con alevosía, por motivo fútil en grado de autor material, uso indebido de arma orgánica, quebrantamiento de tratados y pactos e internacionales y tratos crueles. Mañana se espera la segunda audiencia de conclusiones, donde se continuará con la exposición de pruebas y defensa de las partes.

Nota de prensa.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.