Foto referencial (AFP)
COMPARTE

La Fiscalía colombiana ocupó con fines de extinción de dominio (expropiación) 277.000 hectáreas de tierra de disidencias de las FARC valoradas en 282.000 millones de pesos (unos 98 millones de dólares) y ubicadas en cuatro departamentos del país, informó este jueves la institución.

“Hemos recuperado 277.000 hectáreas de tierra, que equivalen a dos veces el municipio de Medellín  y que corresponden a disidencias de las FARC y a excombatientes de las FARC“, informó el fiscal general, Néstor Humberto Martínez, en una rueda de prensa en Bogotá.

La operación de extinción de dominio que se realizó en los departamentos de Guainía, Bolívar, Meta y Arauca, tuvo el apoyo del Ejército, la Fuerza Aérea y la Armada Nacional.

Asimismo, la Superintendencia de Notariado y Registro “permitió identificar bienes producto del narcotráfico, explotación ilícita de tungsteno y coltán, y actividades ilícitas desarrolladas por los frentes Primero, Séptimo, Décimo, Cuarenta, y el Frente Acacio Medina, estructura disidente de Jhon 40, todos de las FARC“, agregó Martínez.

En Guainia (este) se identificaron inmuebles y sociedades dedicadas a la explotación ilegal de Tungsteno y Coltán.

Según la investigación, esta actividad era legalizada a través de un título minero ubicado en Cumaribo (Vichada), cuando en realidad el tungsteno y el coltán eran extraídos desde la mina Cerro Tigre, ubicada en el parque natural de Puinawai, zona de reserva natural en Guainía.

A través de este mecanismo exportaron más de 350 toneladas de los minerales valuados en cinco millones de dólares, en un periodo de tres años.

Los dineros producto de estas actividades ilícitas eran blanqueados a través de la empresa minera American Mineral World S.A.S., que también fue objeto de medidas cautelares de extinción de dominio.

En el sur de Bolívar, se logró la identificación de predios rurales ubicados en los municipios de Simití, Santa Rosa, San Pablo y Cantagallo, que fueron aprovechados históricamente por el Frente 24 de las FARC

En el Meta, se ubicaron terrenos considerados como zonas de reserva natural en los municipio La Uribe y Mesetas (Meta), que al parecer se encuentran presuntamente a nombre de testaferros del Frente 40 Jaime Rodríguez de las FARC.

Entre tanto en Arauca, se identificaron bienes inmuebles ubicados en la zona de influencia del Frente 10 del Bloque Oriental de las FARC, cercano a los municipios de Tame y Arauquita.

Según las investigaciones estos predios fueron utilizados en actividades de narcotráfico, extorsión, secuestro y desplazamiento forzado de personas.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.