Foto: AFP
COMPARTE

El Fluminense venció 1-0 al Liga de Quito en la ida de los octavos de final de la Copa Sudamericana 2017 disputada este jueves en el Maracaná de Rio de Janeiro, tomando ventaja antes de su complicado viaje a Ecuador de la próxima semana.

Los brasileños pudieron, sin embargo, haber ampliado el marcador en un partido donde siempre fueron superiores, pero bajaron el ritmo acomodados por el golazo de falta de Scarpa que les puso por delante ya desde el minuto 6.

Era mucho más que un duelo lo que le aguardaba al Fluminense este miércoles en el Maracaná. Más allá de los octavos, el ‘tricolor’ tenía una cita con sus recuerdos más amargos, con el equipo que hace menos de diez años le robó los dos mayores sueños de su historia centenaria: la final de la Copa Libertadores de 2008 y la de la Sudamericana de 2009.

Las dos las perdió impotente allí, en ese mismo gramado ante un Liga de Quito que vivía su época dorada frente a las narices de los cariocas.

Y, aunque ninguno de los jugadores que estaban en la cancha vivieron aquellos duelos, los más de 45.000 fieles que calentaban esta tarde ese mismo Maracaná aún no lo habían olvidado.

Tenía prisa por su venganza un ‘Flu’ que salió disparado y muy consciente de que los ‘albos’ que desembarcaban ahora en Rio no eran aquellos que tanto daño les hicieron antes. Difuminado el brillo de la década pasada, al Liga de Quito le han sentado mal los años y no había tiempo que perder.

En concreto, apenas seis minutos, los que tardó Gustavo Scarpa en perforar el arco ecuatoriano con un potente zurdazo desde fuera del área, exprimiendo el primer saque de falta que se le puso a tiro. A más de 26 metros de distancia, el centrocampista dejó impotente a Nazareno y le quitó un gran peso de encima al ‘Flu’, que ya comenzaba a disfrutar del reencuentro.

Animado por el gol, el Maracaná mecía entonces a su equipo soñando con una goleada de revancha y allí estaba su artillero Henrique Dourado -máximo anotador del Brasileirao-, para darles más gasolina con sus aventuras desde fuera del área.

Se fue por poco su tiro en el 21 cuando todavía mordía un ‘tricolor’ que a cada minuto se acomodaba más en su ventaja. Sin señales del Liga de Quito, concentrado en minimizar los daños, los brasileños fueron levantando entonces el pie dejándose llevar hacia el descanso.

Su tranquila travesía tuvo, sin embargo, un contratiempo con la tarjeta amarilla que se llevó Dourado y que le dejará fuera de la peligrosa vuelta en la altura de Quito.

Sin brillo

Toda precaución es poca para el duelo del jueves, y un exceso de confianza en casa podría costarle muy caro al ‘tricolor’ la próxima semana.

Pero la amenaza parecía sonarle muy lejana a los brasileños que tenían todo para atropellar a sus rivales, y no daban con el pedal del acelerador. Solo Dourado soltaba chispas de vez en cuando pudiendo poner el segundo con varios cabezazos envenenados.

No tuvo suerte el artillero y, ante la inesperada mansedumbre de los locales, los ‘albos’ se atrevieron incluso a hacer su primera visita a Julio Cesar con un lanzamiento de Anderson Julio rondando la media hora.

Fue entonces cuando comenzó a enfadarse el ‘Flu’, que subió las revoluciones en el último tramo y pudo repetir con Scarpa y después con Robinho, pero no era una noche para el brillo.

Pese a todo, el ‘Flu’ disparó primero y tendrá mayor margen el jueves cuando pise el estadio Casa Blanca de Quito, aunque lo hará sin la pólvora de Dourado.

El vencedor de la llave se verá en cuartos con el ganador del cruce entre el Chapecoense y el Flamengo, que cerraron el miércoles la ida con un empate sin goles.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.