El frente seguirá en las calles luchando por mejores salarios. (Foto cortesía).

Profundamente decepcionantes e indignantes para la clase trabajadora venezolana, resultaron los anuncios del presidente Maduro, este 1ro de Mayo, al no anunciar ningún aumento del salario mínimo, aseguró Jonathan Rodríguez, coordinador del Frente Nacional de Lucha de la Clase Trabajadora en Carabobo.

El dirigente manifestó que la totalidad de los trabajadores tenían la expectativa de que se anunciaría un aumento del salario mínimo, algunos de manera pasiva y otros con persistentes luchas y movilizaciones unitarias por conquistar salarios y pensiones indexadas a canasta básica, como en el caso de los miembros del frente que dirige.

Sin embargo el Ejecutivo nacional únicamente decidió incrementar el cestaticket de alimentación en 40 dólares, y el denominado «bono de guerra económica» fue rebajado de 44 dólares a 30 dólares, para el personal activo y jubilado de la administración pública.

Rodríguez subrayó que a tales ingresos, el gobierno y

la patronal en general, no les reconocen carácter salarial y por tanto no tienen incidencias en el cálculo de vacaciones, utilidades y prestaciones sociales, entre otros conceptos.

En consecuencia, el salario mínimo queda en 130 Bs (un poco más de 5 dólares), mientras que el resto del ingreso mínimo son bonos, en una proporción aproximada de 93 % bonos y 7 % salario.

Refirió que el presidente afirmó que indexará el denominado bono de guerra cada mes, según la tasa del dólar, pero considera que eso no es más que una manipulación, pues no habrá una verdadera indexación al no utilizarse un índice que permita revalorizar las remuneraciones de los trabajadores, como sucedería si se indexara al índice de precios de los bienes y servicios de la canasta básica, como lo ha venido proponiendo y exigiendo la clase trabajadora.

Dijo que resulta repudiable el cinismo del primer mandatario cuando pide a los trabajadores que resistan y se sacrifiquen, pretendiendo que acepten las desmejoras anunciadas debido a las sanciones imperialistas y a la descomunal corrupción develada en PDVSA.

“Es decir que los trabajadores debemos pagar con hambre y miseria los efectos del bloqueo y el saqueo, mientras la burguesía parasitaria y la burocracia mafiosa se apropia

de miles de millones de dólares”.

Rodríguez añadió que el gobierno consolida la bonificación salarial y escala en su política de destrucción del salario y por tanto de las prestaciones sociales, violentando la Constitución

en su artículos 91 (derecho a un salario que permita vivir con dignidad y satisfacer necesidades materiales, sociales e intelectuales), 92 (de las prestaciones sociales) y 89 (la intangibilidad y progresividad de los derechos).

Ante toda esa situación, el FNLCT  llaman a todos los trabajadores de Carabobo, sin importar simpatías políticas, orientaciones ideológicas o religiosas y afiliaciones sindicales, a unirse todos en lucha por el rescate del salario, por la dignificación de la vida, contra la corrupción y contra el paquete neoliberal con el que el gobierno descarga todo el peso de la crisis y de las sanciones imperialistas, sobre los maltrechos hombros de la clase obrera y el pueblo trabajador.

“Se requiere ahora más que nunca la unidad de acción de todo el conjunto del movimiento sindical y gremial, con un plan de lucha que nos permita luchar con fuerza por restablecer los derechos humanos y laborales de la clase trabajadora”.

 

Con nota de prensa




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.