COMPARTE

La liberación de siete presos políticos es insuficiente, considera la ONG Foro Penal Venezolano. Aunque el 31 de diciembre en la madrugada abrieron las celdas de Gerardo Carrero, Ángel Contreras, Nixon Leal, Yeimi Varela, Skarlyn Duarte, privados de libertad en las protestas de 2014, y las del periodista Leocenis García y el ex gobernador Manuel Rosales, pesan sobre todos medidas sustitutivas de privación de libertad. Los jóvenes tienen prohibición de salida del país y presentación ante los tribunales cada 15 días, y el dirigente opositor está inhabilitado políticamente durante 7 años y 6 meses.

“La persecución no ha terminado. No ha cesado. Hasta el año pasado se había liberado a 43 personas, pero se apresaron 55, es lo que llamamos el ‘efecto puerta giratoria’. Las liberaciones no implican el fin de los juicios contra ellos, los juicios siguen y no tienen liberad plena”, dijo ayer Gonzalo Himiob Santomé, director del Foro Penal.

Por ello, la ONG exhorta al gobierno nacional a otorgar la amnistía a las más de 2 mil personas que están en libertad con medidas cautelares esperando un proceso judicial por razones políticas. “Una de las críticas que hacemos al diálogo es que están enfocados en liberar a quienes están presos. Evidentemente ellos son prioritarios, pero te olvidas de quienes no tienen libertad plena y de los exiliados”, señaló Himiob.

Aunque el abogado opina que la libertad de estas personas no debería debatirse en una mesa de negociación, desde que empezó el diálogo entre el gobierno y la oposición se ha liberado a 17 opositores presos. En total, aún hay 103 personas presas por motivos políticos, de acuerdo con la información que maneja el Foro Penal.

Tras conocerse las excarcelaciones del 31 de diciembre, la Mesa de la Unidad Democrática aseguró en un comunicado que se trataba de “un paso en la dirección correcta” para “desmantelar la venganza y reconstruir la convivencia”.

Enrique Márquez, presidente de Un Nuevo Tiempo (fundado por Rosales), confirmó a AFP que la liberación del dirigente y los otros opositores se conversó en la mesa de diálogo, que fue instalada el pasado 30 de octubre con el auspicio del Vaticano y la Unasur. “Es resultado de estos esfuerzos. Su libertad es buen augurio para el resto de los presos políticos”, dijo Márquez a la agencia de noticias.

Las secuelas. Los 6 liberados estuvieron encerrados en la sede del Servicio Bolivariano de Inteligencia, Sebin, del Helicoide. Al salir, el periodista Leocenis García, quien había sido detenido en 2013 por legitimación de capitales y participó en una huelga de hambre durante su prisión, escribió en Twitter: “Acabo de ser liberado junto a otros compañeros. Agradezco las gestiones de los mediadores de la oposición en la mesa de diálogo y la gestión del presidente Zapatero y al nuncio”.

Gerardo Carrero y Yeimi Varela salieron con intenciones de atender su salud. Varela padece escabiosis y Carrero sufre de gastritis y de una hernia hiatal. “Aún no hemos podido verlo porque estamos en San Cristóbal (Táchira) y por los problemas de transporte es difícil viajar a Caracas. Estamos muy felices porque está en libertad, pero ahora lo importante es que se haga un chequeo médico. Le dije que he luchado mucho para que esté bien y que lo primero que debe hacer es cuidar su salud”, indicó Gerardo Carrero padre, quien en noviembre de 2015 se encadenó en la Defensoría del Pueblo en San Cristóbal por la falta de atención médica a su hijo. Carrero insistió en que seguirán abogando por la libertad de los presos políticos: “Los necesitamos en la calle a todos, hay muchas familias incompletas que están esperando más liberaciones”.

A pesar de que el también director del Foro Penal, Alfredo Romero, señalara que se esperaban nuevas liberaciones antes del fin de año, no se produjeron. Tampoco ha habido declaraciones al respecto por parte del gobierno.

Por un acuerdo nacional

Como un balance del año, Leopoldo López, dirigente de Voluntad Popular y preso político, escribió una carta en la que llamó “dictadura” al gobierno venezolano. “Lamentablemente desde hace mucho no estamos ante un escenario de posible rectificación del régimen; por el contrario, su intención es la profundización del modelo”, indica en el comunicado. Para salir de la crisis en 2017, asegura, es necesario recuperar el voto popular y propone una ruta de cinco puntos: que la Asamblea Nacional continúe el debate sobre la responsabilidad política del presidente Nicolás Maduro y del abandono de sus deberes constitucionales; recuperar el ejercicio del voto mediante la designación legítima de los rectores del CNE por parte de la AN; movilización popular y organización de asambleas de ciudadanos; convertir a la Mesa de la Unidad Democrática en el Movimiento de Unidad Democrática para “restituir el orden constitucional”; y la realización de un acuerdo nacional, para “definir juntos lo que queremos para la Venezuela que debemos reconstruir”, señaló.

Con información de El Nacional.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.