El presidente de Francia, Emmanuel Macron. (@supra1Bqteam)

Los investigadores intentaban determinar este sábado las circunstancias del atentado del viernes en el sur de Francia, reivindicado por el grupo Estado Islámico (EI), en el que murieron cuatro personas, entre ellas un gendarme calificado de héroe por el presidente Emmanuel Macron.

El balance se agravó el sábado por la mañana con el fallecimiento de un gendarme que se ofreció reemplazar a los rehenes que el asaltante mantenía en un supermercado. El gendarme había resultado muy gravemente herido por disparos del agresor.

“Cayó como un héroe” saludó el presidente francés Emmanuel Macron, tras el anuncio de la muerte del teniente coronel Arnaud Beltrame, de 45 años, casado, sin hijos. Demostró una valentía y una abnegación excepcionales, agregó Macron en un comunicado.

“Muerto por la patria. Jamás Francia olvidará su heroísmo, su valentía, su sacrificio” tuiteó poco antes el ministro del Interior, Gérard Collomb.

– ‘Soldado del EI’ –

Los investigadores intentan ahora comprender las razones que tuvo el asaltante, Radouane Lakdim, de 25 años, pese a que no parecía representar una amenaza a ojos de las autoridades.

Antes de ser abatido por las fuerzas de seguridad, se presentó como un soldado del EI, grupo que poco después reivindicó los ataques.

El último ataque en Francia se produjo hace cinco meses y dejó dos muertos, el 1 de octubre de 2016, en una estación de tren de Marsella (sudeste). Este país ha sufrido numerosos atentados desde 2015, que causaron en total 241 muertos y centenares de heridos.

“Habíamos seguido a Radouane Lakdim y pensábamos que no había radicalización, pero “pasó al acto de forma brusca”, admitió Collomb.

El autor de este ataque, cometido en varias etapas entre las ciudades de Carcasona y Trebes, es un francés nacido en Marruecos (en Taza, norte) el 11 de abril de 1992. Residía en Carcasona y desde 2014 era seguido por los servicios de inteligencia y estaba fichado “S” (por Seguridad del Estado) debido a sus vínculos con los medios salafistas, según el fiscal de Paris, François Molins.

Radouane Lakdim estuvo en la cárcel en 2016 por delitos de derecho común. A su salida, volvió a ser vigilado pero no mostró signos que pudieran presagiar un paso al acto terrorista, señaló Molins en rueda prensa.

El fiscal también anunció que una mujer cercana al atacante, con quien comparte su vida fue detenida el viernes.

El atacante dijo estar dispuesto a morir por Siria y reclamó durante los ataques la liberación de sus hermanos. Una fuente cercana a la investigación indicó que el atacante citó el nombre de Salah Abdeslam, único miembro aún con vida de los comandos que cometieron los ataques del 13 de noviembre de 2015 en París (130 muertos). Abdeslam está encarcelado en la capital francesa.

– Ataque en tres etapas –

Radouane Lakdim inició su ataque el viernes a las 10h00 con el robo de un automóvil en Carcasona, matando a un pasajero e hiriendo al conductor.

Un poco más lejos, disparó e hirió levemente a un policía que volvía de correr con otros agentes cerca de un cuartel.

Unos minutos más tarde, hacia las 11H15, ingresó en el supermercado de Trebes localidad cercana a Carcasona, gritando Alá Akbar, según el fiscal Molins, y mató a un empleado y un cliente. En la tienda había unas 50 personas.

“Ví a un tipo muy excitado que tenía una pistola, un cuchillo y gritaba Alá Akbar” cuenta Christian Guibbert, un expolicía que hacía sus compras y que logró poner a salvo a varios clientes en una cámara frigorífica de carnicero.

Cuando llegaron los gendarmes, el teniente coronel Arnaud Beltrame se propuso como rehén para lograr liberar a civiles.

El gendarme dejó su teléfono abierto sobre una mesa, lo que permitió a sus colegas escuchar lo que sucedía dentro del negocio.

Hacia las 14H20, Lakdim disparó contra el gendarme, hiriéndolo en dos ocasiones. Fue entonces que intervinieron las fuerzas especiales. Durante la operación dos gendarmes más resultaron heridos.

– En alerta –

Francia sigue en alerta tras una serie de atentados desde el ataque contra la sede del semanario satírico Charlie Hebdo en enero de 2015, que dejó 12 muertos.

Las autoridades temen nuevos atentados a pesar del incremento de las medidas de seguridad instauradas por el gobierno, cuya señal más visible es el despliegue de 10 mil militares en las calles, estaciones y lugares turísticos.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.