Las hipótesis que baraja Francia para los próximos meses frente a la COVID-19
/ Foto: Cortesía

Casi un mes después de haber decretado el confinamiento de la población hasta el 1 de diciembre, el Gobierno francés constata que la evolución de la pandemia mejora, por lo que estudia ya nuevas hipótesis para adaptar el dispositivo, que serán anunciadas por el presidente, Emmanuel Macron, la próxima semana.

El portavoz del Gobierno, Gabriel Attal, indicó este miércoles que Francia está “lejos de haber ganado la guerra” contra la COVID-19, mientras que el primer ministro, Jean Castex, aseguró que el nuevo escenario exigirá “dispositivos de frenado” para evitar los “errores” cometidos en la primera “desescalada”.

Estas son las hipótesis que estudia el Gobierno, según avanzan hoy medios locales:

Sustituir el confinamiento por un toque de queda

Entre las posibles medidas el Gobierno francés figura sustituir el confinamiento el próximo 1 de diciembre por un toque de queda, que puede extenderse hasta final de año, con derogaciones puntuales para las fiestas navideñas.

Varios medios indican que esa decisión vendría asociada a un llamamiento a la población para mantener durante las reuniones familiares los gestos protectores, como la mascarilla, la distancia de seguridad y la higiene.

El portavoz del Gobierno afirmó este miércoles que el “desconfinamiento queda lejos”.

Reapertura del pequeño comercio

Macron puede también levantar la mano y permitir la reapertura del pequeño comercio no esencial, cerrado desde el pasado 28 de octubre.

El portavoz del Ejecutivo aseguró que la decisión no está tomada y señaló que hay reuniones con las asociaciones de comerciantes.

Según varios medios, dentro del Gobierno hay debate entre una posición más dura, que quiere mantener los comercios cerrados, al menos, hasta el 1 de diciembre y otra más permisiva, tendente a dejarles abrir el 27 de noviembre para que aprovechen la campaña de ofertas del “Viernes negro”.

Bares, restaurantes y gimnasios cerrados hasta 2021

Más sombrío aparece el panorama de bares, restaurantes y gimnasios, que el Gobierno francés prevé mantener cerrados, al menos, en lo que resta del año.

El presidente francés, Emmanuel Macron, se ha pronunciado en varias ocasiones en contra de abrir los lugares donde no sea posible llevar la mascarilla, lo que dificulta permitir a estos establecimientos levantar la persiana, pese a que muchos de ellos lo consideran esencial para su supervivencia.

El debate está en si se les permitirá abrir para las fiestas navideñas.

Ceremonias religiosas públicas a partir del 1 de diciembre

Todo indica que el Gobierno galo puede de nuevo autorizar la celebración de oficios religiosos públicos a partir del 1 de diciembre, aunque con un protocolo nuevo que disminuya los contactos entre los participantes.

Deporte para menores, sin público para profesionales

El presidente también se ha mostrado favorable a retomar las actividades deportivas para menores en el país suspendidas desde el 28 de octubre, siempre dentro de un protocolo estricto.

En cuanto al profesional, que no se detuvo con el nuevo confinamiento, seguirá sin poder recibir público durante todo lo que resta del año. EFE




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.