COMPARTE

Llegar hasta el nacimiento del rio Orinoco, fue una de las proezas geográficas más importantes del continente; actividad planificada, coordinada y ejecutada por el mayor del Ejército Franz Risquez Iribarren, nacido en Caracas en 1917.

El ministerio de la Defensa, considerando que en varias ocasiones hubo intentos de llegar hasta el nacimiento del rio “Padre”, y que varios países solicitaban permiso para el mismo fin, quizás para determinar la existencia de minerales en el Sur del país, designó el 27 de marzo de 1951 al mayor Rísquez comandante de la expedición, con la denominación de franco-venezolana, por la participación de cuatro franceses, de los cuales solo uno llegó al destino final. Las reuniones de coordinación se realizaron en el Museo de Ciencias Naturales, cuyo Director era el científico José María Cruxent, con asistencia de representantes de los ministerios de: Minas, Sanidad, Defensa, Obras Públicas y Educación.

El grupo multidisciplinario lo integraron científicos y especialistas en las áreas de: Arqueología, entomología, geología, geografía, hidrografía, astronomía, botánica, topografía, fotografía, toponimia, meteorología, radiotelegrafía, geopolítica, navegación, comunicaciones y logística. El transporte aéreo desde Caracas hacia Maracay- Puerto Ayacucho- San Fernando de Atabapo y La Esmeralda, así como el lanzamiento de equipos y provisiones en paracaídas, estuvo a cargo en forma eficiente por la Fuerza Aérea Venezolana.

A partir de La Esmeralda el desplazamiento de las doscientas personas que inicialmente integraron la histórica expedición los primeros días de agosto de 1951, se realizó por curiaras, navegando contra la corriente; durante el trayecto se encontraron con aborígenes makiritares, guaharibos, waikas y parajuri, entre otros; en ocasiones prestaron valioso apoyo abriendo picas, cuando las curiaras no podían avanzar por los raudales; eran recompensados con machetes y cuchillos; el mayor Rísquez les colocaba en el pecho una especie de cadena con la efigie del Libertador. Durante la travesía mantenían comunicación con los integrantes del Radio Club venezolano y de varios países entre ellos: Panamá, Colombia, Francia, EE.UU. Brasil y Colombia.

Durante el desarrollo de la expedición hubo que evacuar hacia San Fernando de Atabapo y Caracas varios de los arriesgados participantes, a causa de fracturas y enfermedades tropicales. Las lluvias eran incesantes, los jejenes no dejaban de molestar.

En algunos raudales se perdieron curiaras con material para el apoyo de la operación; logística recibida en paracaídas lanzados por los experimentados pilotos militares, guiarlos por el mayor Rísquez mediante una Bandera Nacional de gran tamaño, izada todos los días a las 6 de la mañana, antes de continuar la extenuante misión exploradora; las 574 islas, raudales, salto y caídas de aguas, recibían una denominación, como referencia para actualizar las cartas topográficas disponibles.

Solo 27 personas pudieron llegar al nacimiento del Orinoco el 27 de noviembre de 1951 a las 0851 horas, ubicado a una Latitud de 2· 18´ y una Longitud de 63· 15´a 1.100 metros sobre el nivel del mar. Se ganaron 4.000 Kms. cuadrados de nuestras delimitaciones territoriales. El 4 de diciembre iniciaron el regreso a Caracas para la recopilación e informe final; las curiaras especies de flora y fauna como algunos equipos utilizados son expuestos en el Museo de Ciencias naturales, fiel testimonio del éxito logrado con riesgo y sacrificio.

El Mayor Rísquez fue condecorado con la Legión de Honor francesa, la Orden del Libertador y la designación de “Hijo Predilecto del Territorio Amazonas”; designado “Miembro de la Comisión Indigenista”; fue invitado a varios países como conferencista y nos dejó su obra “Donde nace el Orinoco” editado en 1962; valdría la pena reeditarlo para que nuestros paisanos conozcan los pormenores de esta histórica expedición. Fallece este distinguido general en Caracas el 8 de octubre de 1969.

Churuguarero77@gmail.com




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.