La coalición opositora más grande de Venezuela aseguró este miércoles que no reconocerá como jefe del Estado al actual presidente del país, Nicolás Maduro, si resulta vencedor de las elecciones del 20 de mayo, señaladas de fraudulentas y en las que no participará el grueso del antichavismo.

“Aquí en Venezuela los ciudadanos vamos a proceder a la desobediencia civil, porque a partir del día 21 si él se elige a través de ese mecanismo, él pierde la legitimidad de origen, y pasa a ser una persona que no representa al presidente de Venezuela“, dijo el portavoz del Frente Amplio Venezuela Libre, Víctor Márquez.

El profesor universitario reiteró en una rueda de prensa que la coalición de partidos opositores Mesa de la Unidad Democrática (MUD) no participará en los cuestionados comicios “para no convalidar el fraude” que le reprochan al Consejo Nacional Electoral (CNE) y al chavismo gobernante.

Márquez aseveró que el CNE ha violado reiteradamente la Constitución y la Ley de Procesos Electorales con la convocatoria a esta elección, que fue requerida en primera instancia por la oficialista Asamblea Nacional Constituyente (ANC) y en la que también se escogerán los legisladores regionales y municipales.

Explicó que varias organizaciones civiles han criticado que las votaciones presidenciales se adelantaron casi ocho meses pues generalmente se celebran en diciembre, y han advertido que celebrar elecciones conjuntas también viola la normativa vigente.

El CNE no ha publicado el cronograma electoral, ha recortado drásticamente los lapsos de las jornadas previas a la contienda, no permitió la postulación de legisladores por iniciativa propia y no está estimulando el proceso sino que actúa en sentido contrario, dijo el profesor a nombre de esta alianza.

El opositor denunció la partidización de las cuatro rectoras del CNE que son cercanas al chavismo y pidió a los otro cuatro candidatos que compiten con Maduro retirarse de la carrera pues estarían avalando con su presencia la violación de la Constitución y las leyes.

Por su parte, el diputado Juan Guaidó, jefe de la fracción antichavista en el Parlamento, consideró que el Gobierno de Maduro es débil y presionable pues apoyó cambiar la fecha de las elecciones del 22 de abril para el 20 de mayo.

Asimismo, pidió al pueblo venezolano prepararse para una nueva oleada de protestas lo que, aseguró, no va a ser sencillo, tras los cuatro meses de manifestaciones del año pasado que dejaron más de 120 muertos.

Aunque reconoció que la oposición no cuenta por el momento con una hoja de ruta, subrayó que todos los días hay protestas en todo el país debido a la severa crisis, por lo que están trabajando, según dijo, en “articular a la sociedad civil (…) que se prepare el pueblo de Venezuela pero organizado”.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.