Foto: EFE
COMPARTE

El británico Chris Froome amplió su ventaja como líder de la clasificación general de la Vuelta a España, a tres días para el final, tras ampliar 21 segundos su margen sobre el italiano Vincenzo Nibali, este jueves en una 18ª etapa con final en Santo Toribio de Liébana y donde ganó el belga Sander Armée.

El corredor flamenco cubrió los 169 kilómetros de recorrido en 4 horas, 9 minutos y 39 segundos, y superó en 31 segundos al segundo, el kazajo Alexei Lutsenko, y en 46 segundos al tercero, el italiano Giovanni Visconti, en una jornada de montaña.

“Hoy en la escapada con veinte hombres sabía que podía ganar la etapa. Conseguí la victoria porque hice unos últimos quince kilómetros realmente buenos, ahí estuve muy fuerte”, analizó Armée.

Froome, que entró en el grupo de favoritos, resistió bien los ataques de sus competidores, ayudado en todo momento por sus compañeros del Sky. En los últimos 600 metros, el británico aceleró y dejó atrás a Nibali, que cedió 21 segundos y queda a 1 minuto y 37 segundos del líder.

“En cuanto aceleré en la última ascensión, en la radio decían que Nibali se quedaba y creo que eso es exactamente lo que estábamos buscando hoy”, celebró Froome.

Después de ganar la contrarreloj de Logroño el martes, Froome tuvo el miércoles un día más difícil, perdiendo tiempo en la llegada al Atlo de los Machucos. Allí perdió 42 segundos con respecto a Nibali, pero pudo desquitarse en esta ocasión contra el ‘Tiburón de Mesina’.

“Ayer fue una etapa difícil para mí y sabe estupendamente ampliar mi liderato con 21 segundos más sobre Nibali”, destacó.

El ganador de cuatro Tour de Francia, incluido el de este año, está muy cerca ya de conseguir la primera victoria final de su carrera en la Vuelta a España, donde fue segundo en tres ediciones (2011, 2014, 2016).

Quedan dos días de batalla competitiva en la Vuelta, viernes y sábado, antes de la disputa el domingo de la última etapa, considerada un paseo triunfal para el vencedor camino de la meta definitiva de Madrid.

Contador insiste 

Por su parte, el español Alberto Contador, que se retira del ciclismo en esta Vuelta, lo intentó insistentemente. Entró finalmente en la meta en el grupo de Froome y recortó unos segundos que le acercan al podio, aunque tímidamente.

Contador es quinto en la general, a 3 minutos y 34 segundos del líder Froome, aunque su objetivo ahora es poder entrar entre los tres primeros y estar en ese podio de Madrid. Respecto al tercero de la general, el holandés Wilco Kelderman, el madrileño está a 1 minuto y 17 segundos.

El italiano Fabio Aru, campeón de la Vuelta en 2015, se colocó octavo en la general tras quedar con doce segundos de ventaja sobre el grupo de Froome.

El viernes se disputa la 19ª etapa de la Vuelta, que cubrirá 149,7 kilómetros con meta en Gijón, antes de que el sábado tenga lugar la etapa reina, de perfil muy montañoso y que incluye el mítico Alto del Angliru.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.