El nuevo jefe de gabinete de Perú, el conservador Antero Flores-Aráoz
/ Foto: Cortesía

El nuevo jefe de gabinete de Perú, el conservador Antero Flores-Aráoz, prometió este miércoles reactivar la economía y “dar tranquilidad” a los ciudadanos frente a la pandemia del nuevo coronavirus, un día después de la asunción del presidente Manuel Merino y bajo nuevas protestas.

“Hemos aceptado el reto de asumir la Presidencia del Consejo de Ministros. Hago un llamado a la unidad nacional. Vamos a cumplir con el cronograma electoral, reactivar la economía y darle la tranquilidad a la ciudadanía frente a la pandemia”, anunció Flores-Aráoz en su cuenta de Twitter.

Merino, que asumió el cargo el martes luego de que el Congreso destituyera de la presidencia a Martín Vizcarra por “incapacidad moral” la noche del lunes, le tomó el juramento como jefe de gabinete en una ceremonia realizada en el palacio de gobierno, transmitida por la televisora estatal.

El gabinete ministerial que encabeza se designará en las próximas horas y juramentará el jueves.

Las miradas están puestas en quiénes ocuparán las carteras de Economía y Salud, dos cargos que a raíz de la devastadora pandemia cobraron hoy más que nunca un rol clave en la gestión gubernamental.

La economía peruana entró en recesión por el confinamiento que semiparalizó la producción, y se proyecta que cerrará 2020 con una caída del 12,5%.

La cuarentena dejó a su vez más de 2,5 millones de desocupados por la quiebra de negocios.

El primer ministro Flores Aráoz indicó que el momento actual exige pragmatismo y buscar un equilibrio entre las presiones populistas del Congreso y la realidad del país.

La pandemia ha matado a 35.000 peruanos y contagiado a más de 925.000, desnudando la precariedad del sistema público de salud.

Populismo y protestas

La demora en nombrar al gabinete, y en especial, al ministro de Economía y Finanzas, alarga la incertidumbre en los mercados que esperan una señal de confianza de las nuevas autoridades peruanas.

“La amplia continuidad de la política económica ha caracterizado a administraciones anteriores. Su elección de ministro de Finanzas será clave para esto”, resaltó la consultora Eurasia en un informe enviado a la AFP.

“Existe el riesgo de medidas más populistas después del último episodio de agitación política, ya que Merino y el Congreso buscarán obtener más apoyo popular”, añadió Eurasia.

Para el analista político Fernando Rospigliosi, en cambio, la designación de Flores Aráoz “dará gobernabilidad y confianza a todos aquellos que temían que éste fuera un gobierno del Congreso. Su designación descarta que se imponga el populismo de las bancadas”.

“Su trayectoria como político lo pinta más al extremo conservador”, consideró el congresista Francisco Sagasti, del centrista partido Morado que votó contra la destitución de Vizcarra.

Mientras tanto, en las calles de Lima se vivió una segunda jornada consecutiva de protestas con marchas y cacerolazos. Portando carteles donde se leía “Merino no nos representa” y “Merino no es mi presidente”, unos 5.000 manifestantes, en su mayoría jóvenes, marcharon cantando al ritmo de tambores.

Perú se apresta a vivir este jueves una tercera jornada de rechazo al nuevo gobierno, que convocaron a través de las redes sociales diversos colectivos juveniles.

Preocupación de la OEA

Por su parte, la Organización de los Estados Americanos (OEA) instó al Tribunal Constitucional de Perú a pronunciarse sobre la legalidad de la destitución del presidente Vizcarra en un comunicado emitido en Washington.

“La Secretaría general de la OEA reitera que compete al Tribunal Constitucional del Perú pronunciarse respecto a la legalidad y legitimidad de las decisiones institucionales adoptadas” por el Congreso.

La organización también expresó “su profunda preocupación” por la nueva crisis política a cinco meses de las elecciones, e instó a celebrar las elecciones ya convocadas para el 11 de abril de 2021.

Antero, el conservador duro

El nombramiento de Flores Aráoz, un abogado de 78 años, marca el regreso al primer plano de este político socialcristiano e identificado con el ala dura del conservadurismo peruano.

Su trayectoria quedó marcada en julio de 2009 cuando siendo ministro de Defensa integró un gabinete que renunció tras la muerte de 34 indígenas y policías durante la represión a una protesta.

En 2016 fue candidato presidencial por su partido Orden, en unas elecciones donde quedó último entre 10 candidatos con 0,43% de los votos.

Entre 2007 y 2009 colaboró con el gobierno de Alan García (2006-2011), como embajador ante la OEA y luego como ministro de Defensa. Entre 1990 y 2006 fue parlamentario y presidió el Congreso en 2004.

© Agence France-Presse




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.