COMPARTE

Ilustre prócer de la independencia americana, edecán y biógrafo del Libertador, nació en la población de Cork-Irlanda el 14 de febrero de 1800. A finales de 1817, se alistó en Londres con otros oficiales y voluntarios, que escucharon el llamado del doctor Luís López Méndez, emisario del Libertador. Este grupo salió comandado por el coronel Henry Wilson en diciembre de ese año en la corbeta Prince; llega a Angostura en marzo de 1818. O´Leary ostentaba el grado de Alférez del Regimiento de Caballería de los Húsares Rojos. El contingente formado por veinte oficiales y cien soldados, fue enviado a los llanos apureños a las órdenes del “Centauro” Páez. En Achaguas obtiene su primer ascenso a teniente.

El 27 de marzo de 1819, recibe su bautizo de fuego en el combate del Trapiche de Gamarra contra la vanguardia de Morillo, que le merece el ascenso a capitán. O´Leary destaca como edecán del general José Antonio Anzoátegui en la incomparable Campaña de la Nueva Granada, que la libera el 7 de agosto de 1819 con la batalla del Puente de Boyacá; durante la realización de dicha campaña resultó herido en el combate de Pantano de Vargas el 25 de julio. El 25 de julio es designado ayudante de Anzoátegui, cargo ejercido hasta el 15 de noviembre de 1819, cuando éste muere en Pamplona; a partir de esa fecha realiza iguales funciones con el Libertador y en noviembre de 1820, durante la realización de los Tratados de Trujillo, se desempeña como secretario del general de brigada Sucre, futuro Gran Mariscal de Ayacucho. Antes y durante la campaña de Carabobo, se desempeña Ayudante de Campo del Libertador. A finales de 1821, es enviado a Panamá con un cuerpo de infantería en refuerzo del ejército del general Sucre que se encontraba, en Guayaquil.

La extraordinaria actividad desplegada por O´Leary le hace acreedor al grado de teniente coronel. Logrado el triunfo en el combate de Ibarra el 17 de julio de 1823, es ascendido a coronel y llamado de nuevo por Bolívar para acompañarlo como ayudante durante diez años interrumpidos.

O´Leary, aplicaba su talento, persuasión, patriotismo, lealtad y tacto político. Contrajo nupcias en Bogotá con Soledad Soublette, hermana del general Carlos Soublette el 21 de febrero de 1828; uno de sus hijos es bautizado con el nombre de Simón Bolívar O´Leary Soublette. Durante el conflicto Perú-Ecuador, participó a las órdenes de Sucre en la batalla del Portete de Tarqui realizada el 27 de febrero de 1829, allí es ascendido a general de brigada. O´Leary derrota al Gral. José María Córdoba, héroe en Ayacucho, el 17 de octubre de 1829 en El Santuario. El sentimiento de la desaparición física de Bolívar, su entrañable amigo y jefe, lo motivan en Jamaica a continuar recopilando con los compañeros y amigos, material que al organizarlos formarían sus famosas “Memorias”.

En 1835, acompañado de su cuñado, visitó en La Coruña al general realista Pablo Morillo, quien le donó el material bibliográfico que había capturado durante las operaciones ejecutadas durante casi seis años de su permanencia en Venezuela. En 1833, es designado para cumplir funciones diplomáticas en España, Francia e Inglaterra, para lograr el reconocimiento oficial de nuestra independencia.

En 1837, realizó gestiones ante el Vaticano para lograr un Concordato entre la Santa Sede y nuestro país. Regresa en 1840, para cumplir funciones diplomáticas por parte de la Gran Bretaña como cónsul en Puerto Cabello. En 1843, es transferido para Bogotá a continuar funciones diplomáticas con igual cargo. O´Leary fallece en Bogotá el 24 de febrero de 1852; sus hijos donan el material recopilado al presidente Antonio Guzmán Blanco, quien ordena publicarlas con motivo del centenario del nacimiento de Bolívar en 1883, con el título de “Memorias del general O´Leary”, verdadero tesoro para conocer nuestra Venezuela heroica, recopilada por uno de sus protagonistas. El Ministerio de la Defensa las reeditó en 1992. Los restos de este emancipador irlandés se encuentran en el Panteón Nacional desde el 10 de abril de 1882; en Cork su ciudad natal se conserva con respeto y admiración su casa natal. El batallón del Cuartel General del Ejército, lleva su ínclito nombre. Los otros evangelistas o historiadores del Padre de la Patria son: Ramón Azpúrua, natural de San Carlos, y los caraqueños, el sacerdote y general de división José Félix Blanco y Felipe Larrazábal. “Las Memorias del general O´Leary”, constituidos por treinta y cuatro tomos, constituyen su propio monumento, por su aporte al estudio del proceso independentista.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.