Emprender en cuarentena
Foto: Captura de Twitter de @mavarodriguez_

Enfrentar la cuarentena no ha sido fácil. Reinventarse profesionalmente ha sido determinante para muchos en el mundo y en Venezuela, que está sumida en una profunda crisis económica, ha sido la clave para poder salir adelante entre tantas adversidades.

Ya es habitual ver más bicicletas que motos y carros en las principales avenidas del país. Las fallas con el suministro de combustible, que llegó coincidencialmente en marzo con el confinamiento, así lo han obligado. Y se ha convertido en una oportunidad para que muchos se hayan lanzado al emprendimiento, afortunadamente, la mayoría de manera exitosa.

Los nichos del mercado se han diversificado, no hay duda. Se han multiplicado como los problemas que enfrentan los venezolanos en la cuarentena. Todos. Mariana Rodríguez es una típica muchacha, estudiante universitaria que parece no tener mayores problemas. Pero ella también es víctima de las consecuencias financieras de la pandemia.

El  13 de septiembre a las 9:31 pm tuvo una idea, un impulso del que no se arrepiente. “Amigos, estoy vendiendo a 5$ ilustraciones de este estilo para ayudar a mis papis a pagar el trimestre, me ayudarían demasiado con un RT o un like”, publicó en su cuenta de Twitter.

Ella estudia el penúltimo trimestre de ingeniería química en la Universidad Metropolitana  de Caracas y esa fue la única alternativa que se le ocurrió para poder inscribirse. “Desde pequeña me ha gustado pintar y dibujar, y en cuarentena descubrí que tengo ese talento para hacerlo de forma digital, lo hice y después me di cuenta que podía sacarle provecho y empecé a hacerlo seriamente y así surgió todo esto”.

Ella no era usuaria habitual de Twitter, pero lo hizo porque se dio cuenta que muchas personas la empleaban para promocionar sus emprendimientos, y le funcionó. En dos o tres días ya tenía más de siete mil likes y retweets. Pero no todo quedó ahí.

“Me escribieron muchas personas. Recibí mensajes de Holanda, México, de todo el mundo. Me di cuenta que podía hacer algo real con esto y ahora puedo pagarme los estudios”.

El dilema de una joven en cuarentena

La meta a mediano plazo de Mariana es terminar su carrera y su tesis que está desarrollando como un proyecto en la Universidad Central de Venezuela, y después hacer un máster en  energías renovables en Alemania para lograr trabajar en alguna empresa y luego emprender en su propia compañía de paneles solares o energía eólica.

Son planes que no abandona aunque sabe que será muy difícil. “Lo que se me hizo difícil en esta cuarentena fue postergar mis metas y proyectos, ya que estoy trabajando en unos proyectos que se tuvieron que postergar porque ni los profesores ni nosotros tenemos gasolina, quería hacer un curso de Alemán y cerró por la cuarentena, la inflación, los precios han aumentado mucho, la situación se ha vuelto más difícil desde que estamos encerrados en nuestras casas, tenemos las manos atadas”.

A eso suma una variable familiar con la que no contaban. “Mi abuelo vive alejado de nosotros y no podemos visitarlo frecuentemente por el problema del combustible y las estricciones de la semana de cuarentena radical. Tienen cáncer, está en quimioterapias y con la situación terrible de los hospitales no ha podido continuar su tratamiento”.

Ella está clara y enfocada. “Quiero una ONG enfocada en educar a los niños para que vean que hay oportunidades en el mundo y enseñarles un oficio online para que sepan que el mundo está lleno de oportunidades y que todos podemos lograr salir adelante”.

Mariana está llena de optimismo. Ella confirmó que sí se puede lograr metas pese a las adversidades, y ese es el mensaje que les envía a los jóvenes del país. “Queremos cambiar a Venezuela y al mundo tenemos ese impulso motivado por nuestros valores de solidaridad, empatía, honestidad y amor a nuestra tierra, queremos hacer el mundo un sitio mejor, educarnos, trabajar, producir para echar el país adelante. Mostrarle a Venezuela que si se puede”.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.