karate
María Valeria Colmenares, karateca venezolana (Foto: Cortesía)

Su dulzura fuera del dojo destaca. Y sobre el tatami lo que resalta es su ímpetu, esfuerzo y perseverancia. Es así como María Valeria Colmenares, de 13 años, logró clasificar al Campeonato Centroamericano de Kárate Do que se realizará en El Salvador, pero no cuenta con los recursos económicos para costear el viaje.

Es su gran sueño y no quiere dejarlo ir. Fue seleccionada para esta competencia tras ganar medalla de bronce en un evento deportivo que se realizó en La Guaira y escalar como la segunda mejor del ranking de Venezuela en su categoría que es 12-13 años de 47 kilos Kumite.

No cuenta con los implementos para participar en la competencia de karate. En la más reciente que asistió lo hizo porque un compañero que participaba un día antes le prestó todo, pero esta vez es diferente.

“Lo que se necesita son espinilleras, bolso, peto, guantes, cintas, protector bucal y karategui que cuestan alrededor de 450 dólares”, detalló María Valeria.  Todo debe ser avalado por la Federación Mundial de Kárate.

El karategui que usaba ya no le queda, por lo que lo pusieron a la venta para comprar uno nuevo con lo que puedan reunir de dinero junto a su madre, Luz Estela García Navarrete. También le preocupa a la joven las cintas, los guantes y las espinilleras que debe llevar a El Salvador “tienen que ser unas rojas y otras azules porque me toca competir a veces con una o con la otra, y si no las tengo me descalifican”.

Mil padrinos por un sueño

Renunciar a ir a El Salvador no es opción para María Valeria. Ella buscó apoyo en entes gubernamentales de Cojedes, estado en el que reside, le ofrecieron 10 bolsas de comida que no es lo que se requiere, mientras que el gobernador encargado, Indalecio Sánchez, le dio 200 dólares para hacer el trámite del pasaporte que ya se cumplió, pero el documento no llegará a tiempo.

Es por esto que inició recientemente una campaña para conseguir mil padrinos que aporten un dólar cada uno y así reunir el dinero necesario. Fue así que un venezolano que vive en El Salvador conoció su historia y le compró el boleto ida y vuelta desde Cúcuta.

Aún no tienen los recursos para llegar hasta la frontera, donde espera poder pasar con el pasaporte vencido. “Ella se va sola porque no tengo cómo acompañarla… Va con la selección de kárate de Venezuela. Espero poder abordarla en el vuelo el 30 de octubre”, relató su madre.

Tampoco cuentan con lo necesario para el hospedaje, comida, las pruebas PCR, traslados en el país centroamericano, tasas aeroportuarias, y para la inscripción formal en el campeonato.

Una historia de mucho sacrificio

El kárate es su pasión, de eso no hay duda. De lo contrario no se sacrificaría caminado 10 kilómetros de ida y de regreso para ir a sus entrenamientos en la Villa Olímpica de Cojedes. Pero es la única opción que tiene cuando no corre con suerte y le dan una cola.

Es un recorrido que hace con su hermana, quien también practica esta disciplina, y su madre, quien hace un gran esfuerzo por pagar las clases de ambas que tienen un costo de 10 dólares mensuales por cada una.

A los 10 años comenzó su carrera como karateca. Fue a la villa con la intención de inscribirse en gimnasia, pero al pasar por el dojo se enamoró de todo lo que vio.

Ha participado en cinco campeonatos invitacionales en clubes y tres nacionales. En 2018 fue a la primera competencia, fue en Lara y tenía solo tres meses practicando. “Era cinta blanca y me tocó pelear con una cinta marrón y tenía miedo… pero gané 8-0”.

En estos momentos sigue preparándose sin parar. “El objetivo de encontrar a cualquier persona que quiera ayudarme a cumplir mi sueño. De mi parte estoy entrenando día y noche para dejar a Venezuela y a Cojedes en alto”, dijo con la dulzura que caracteriza a esta karateca de 13 años.

Para colaboraciones directamente con su mamá al 0412-8380026.

Pago móvil:

Banco de Venezuela

0412-8380026

16424149

Zelle:

[email protected]




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.