«Nos dirán que no votemos, nos dirán que es un fraude, nos dirán que porqué ayer no votamos y hoy sí, le diremos con fuerza que la democracia se defiende con coraje y con firmeza, que no dejaremos que Nicolás Maduro se frote las manos mientras nos quedamos en casa de brazos cruzados». P. J. Luis Ugalde

En cualquier escenario (tanto en el sector público, como en el privado), los líderes son modelos de conducta y han de motivar responsablemente a sus seguidores hacia el mejor comportamiento, alineando el accionar hacia el objetivo (propósito) organizacional y/o institucional correspondiente.

Hoy, quienes han Venezuela (hoy: un país del último mundo en el que reina lo indecible) y convertirla en uno que transite enérgica y rápidamente por las vías del desarrollo con diversificación profesional, industrial y comercial, con servicios públicos eficientes y eficaces, que sea vista -otra vez- como modelo a seguir, receptor de inversión extranjera segura, donde se respete decidido votar están en una encrucijada ante las dos caras de una misma moneda, las de la política: una cara implica seguir y profundizar el caos iniciado al final del siglo XX con un guion asesorado y apoyado por el castrocomunismo cubano, por gobiernos de la misma tendencia y por serviles comprados con el favor de remesas petroleras y quién sabe qué más.

La otra cara de esa moneda dice ofrecer lo contrario: ¡rescatar todo lo bueno del estado de derecho y se cumpla un plan tras otro, pues hay mucho trabajo por hacer en un hervidero de actividad y algarabía, con un escenario repleto de gente pujante, vivaz, sensible, emprendedora, estudiosa, tenaz, entusiasta, creativa, esperanzada, alegre, con motivaciones e ilusiones, y más… que anhela libertad, progreso y bienestar luego de una salida digna, humilde, prudente, sabia, prodigiosa y valiente… ¡para siempre!

Las ideas y/o conceptos expresados en el párrafo anterior se lograrán a través del voto. Es posible contar con la participación de todos los ciudadanos en las decisiones públicas que se sometan a su consideración, con el fin -entre otros- de configurar las instituciones estatales, formar la voluntad política, y mantener el sistema democrático.

¿Cuál es el significado del voto?
El voto garantiza la participación de toda la ciudadanía en la elaboración de las políticas públicas; el voto, como participación en el debate político, resulta una obligación que se consagra en el texto constitucional, como un deber jurídico que implica la necesidad de mantener un verdadero gobierno democrático

Las diez principales razones para ejercer el voto hoy:
Aunque vayas a la mesa de elecciones y votes sólo por una persona, tu voto debe tomarse en cuenta: por ley. Tu expresión no puede pasar por desapercibida o ser ignorada porque, si fuese así… sería inconstitucional (como se ve acontecer casi a diario acá). En ocasiones, en las votaciones no presidenciales puede haber un bajo número de electores, lo -así- cual afecta tu vida, tu familia y a tu ciudad, estado y país. Tu voto cuenta, ¡sal a votar!
1.- Votar es un derecho: hay personas que han muerto por defender este derecho. ¡No lo desperdicies! Votar es más que sólo elegir a un candidato o candidatos, también es elegir los mejores planes sociales de desarrollo y las personas que reflejan tus intereses al determinar decisiones que afectarán tu vida, tu familia y a tu comunidad, estado y país. Cuando tú votas, estás participando en decisiones relacionadas a la salud, inmigración, equidad de género, derecho de votar, infraestructura, empleo, educación, seguro social, seguridad para nuestras comunidades, impuestos, etc.

2.- Votar para que haya una mejor distribución del situado constitucional. Este dinero se puede invertir en educación, programas juveniles, salud, creación de empleos, medio ambiente, etc. Para que cada región crezca y pueda recibir financiamiento nacional, se necesita ejercer el voto.

3.- Si no votas alguien más decidirá por ti. Votar sólo toma unos cuantos minutos, pero el efecto de tu voto durará más que el término del candidato. ¿Quieres que alguien más decida por ti en leyes que afectarán a tu familia y a tu comunidad? Votar te da el poder de elegir el camino correcto de tu ciudad, estado y país. Si no votas, ¡no te quejes! Ejerce tu voto y adopta la decisión antes que alguien más lo haga por ti.

4.- Decide cómo hacer uso correcto de tus impuestos. Las personas electas decidirán cómo pagar servicios públicos con el dinero recaudado de los impuestos y las tasas y cómo compartir el costo de recaudar. Decide quién puede manejar de la mejor manera el dinero de lo recaudado.

5.- El votar afecta la vida laboral. Al votar, y una vez que acontezca la posesión de la investidura se tomarán decisiones que afectarán el salario mínimo, la equidad en salarios, seguridad de empleo, y la póliza HCM que proveerá tu empleador.

6.- Vota para mejorar la educación de tus hijos. Todos los organismos gubernamentales que tengan responsabilidad de gestionar exitosamente los procesos educativos del país, tomarán decisiones de las pólizas de seguro estudiantil en el presupuesto dirigido a la educación de tus hijos y que -sin duda- les afectará en su futuro. Tus legisladores, gobernador, alcalde, y concejales también determinarán el costo y la calidad de las escuelas públicas e instituciones universitarias. Vota para ¡poner la educación de los hijos y nietos en buenas manos!

7.- Los servicios de salud también serán afectados por el voto. Tu voto le dará el poder al gobernador, legisladores, al alcalde y concejales de tomar acción y pasar o rechazar legislaciones que determinarán tu acceso a cuidados médicos. Vota y elige a personas que tengan los mejores intereses en mente. Hazlo ¡por ti y por tus seres queridos, para que ellos también tengan a una buena calidad de servicios médicos.
8.- El voto afectará el seguro social. Los legisladores y concejales electos adoptarán decisiones relacionadas con tu salario y los servicios médicos que proveerá tu empleador. Ellos también adoptarán decisiones en el incremento del costo de vida y los beneficios de tu pensión de seguro social.

9.- Vota para una mejor seguridad en tu comunidad. Las personas electas y juradas harán decisiones día a día en leyes que afectarán a tu comunidad, autoridades locales, prevención de crimen, tráfico, y en donde construir escuelas, parques, y lugares recreacionales.

10.- Vota para mejorar las calles y carreteras. Alguna vez te has preguntado ¿por qué las calles y carreteras están dañadas y a nadie parece importarle (excepto en los días previos a las votaciones)? Las personas que tú eliges para legisladores, gobernador, alcalde y miembros de los concejos municipales tomarán la decisión sobre el estado deplorable de las vías del tránsito público y deben apoyar toda decisión que vaya dirigida al mejoramiento de esas vías de comunicación pública y también deben determinar el monto y forma de pagar los servicios. Vota para elegir a las personas que estén dispuestas a resolver estos problemas.

Hoy, la mayor organización: Venezuela, está en un momento histórico difícil; entonces, a defender la democracia con coraje y firmeza; por ende, ¡vota: Venezuela te necesita!

Chichí Páez
[email protected]
@genaccion




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.