La ministra belga de Asuntos Exteriores, Sophie Wilmès. Foto: Archivo

El Gobierno belga decidió hoy expulsar a 21 personas acreditadas como diplomáticos en la embajada de Rusia en Bruselas y en el consulado general ruso en Amberes por su implicación en operaciones de espionaje e influencia que amenazan la seguridad del país, anunció la ministra de Asuntos Exteriores, Sophie Wilmès.

Los afectados por la decisión deberán abandonar Bélgica en un plazo de 15 días, según precisó la jefa de la diplomacia belga durante un debate en la comisión de Relaciones Exteriores del Parlamento federal.

Esta decisión no es una sanción, está únicamente vinculada a nuestra seguridad nacional. Los canales diplomáticos permanecen abiertos con Rusia, la embajada de Rusia puede continuar funcionando y seguimos abogando por el diálogo, comentó Wilmès, según recoge la agencia de noticias Belga.

La medida se adoptó en coordinación con Países Bajos, que hoy también anunció la expulsión de 17 “oficiales de inteligencia” de Moscú que estaban adscritos a las representaciones rusas en Países Bajos «bajo cobertura diplomática” y argumentó, al igual que las autoridades belgas, que la presencia en el país de estos espías es “una amenaza para la seguridad” nacional.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.