Embajador venezolano ante la ONU , Jorge Valero (Foto cortesía)
COMPARTE

El Gobierno calificó hoy de “infundado” y “manipulado” el informe de la Oficina del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos sobre los extensos abusos cometidos por las fuerzas de seguridad entre abril y final de julio en el marco de las protestas antigubernamentales.

“Es una patética demostración de que esa oficina y, especialmente, el propio alto comisionado, Zeid Ra’ad Al Hussein, han tomado el camino de denostar la democracia participativa y protagónica que existe en Venezuela”, señaló en un comunicado el embajador venezolano ante la ONU en Ginebra, Jorge Valero.

Afirmó que tan infundado informe ha sido elaborado sin mandato alguno, dado que no ha mediado ninguna solicitud formal de los órganos intergubernamentales competentes de Naciones Unidas.

La ONU detalla en el informe el uso de fuerza excesiva y letal por parte de las fuerzas armadas, posibles ejecuciones extrajudiciales, malos tratos, torturas, detenciones arbitrarias y desapariciones forzadas temporales, allanamientos ilegales y violentos de viviendas, juicios militares contra civiles, ataques contra periodistas y ataques y restricciones contra opositores.

En este sentido, pide al Consejo de Derechos Humanos que tome medidas para prevenir un deterioro de la situación en Venezuela.

Valero acusó a la Oficina del Alto Comidionado de comportarse “como una de las tantas ONGs financiadas por intereses inconfesables, para satanizar -en nombre de los derechos humanos- a gobiernos y pueblos soberanos” y de sumarse “a la campaña intervencionista foránea, que busca erosionar la soberanía y el derecho a la autodeterminación de la Patria de Bolívar”.

El informe, añade el embajador, está plagado de mentiras, por utilizar presuntamente fuentes sesgadas y reproducir información de organismos fantasmas, de ONG financiadas por instancias del Gobierno norteamericano y órganos de seguridad”.

El documento, agrega Valero, hace una narrativa falsa y manipuladora de lo que realmente ocurrió en ese período.

Según Valero, la ONU atribuye a cuerpos de seguridad del Estado asesinatos cometidos más bien por los violentos y terroristas de la oposición, exagera el número de víctimas que padecieron la violencia y oculta casos puntuales en los que agentes del Estado incurrieron en violaciones de derechos humanos, pero que fueron de inmediato sometidos al imperio de la ley.

Caracas activó las respuestas jurídicas pertinentes para llevar a la justicia a estos infractores, aseguró Valero, lo cual demuestra fehacientemente que el Estado venezolano es garante de los derechos humanos, a juicio del embajador.

Según Valero, grupos fascistas quemaron a seres humanos vivos y practicaron abominables linchamientos, al asesinar a once miembros de las fuerzas de seguridad, asaltaron establecimientos militares, destruyeron bienes públicos y privados y promovieron gritos de guerra y celebraron la muerte de compatriotas.

“Para el alto comisionado y su oficina (…) tales crímenes no existieron”, sostuvo Valero.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.