Gobierno civil birmano se planta con un gabinete de unidad contra los militares
/ Foto: EFE

El autodenominado “Gobierno legítimo” de Birmania (Birmania), formado por parlamentarios electos, reforzó este viernes su posición de alternativa a la junta militar con la presentación de su gabinete completo “de unidad nacional”, mientras siguen las protestas callejeras contra los uniformados.

“El Comité de Representantes de la Asamblea de la Unión (CRPH), con la autoridad otorgada por el mandato popular resultante de las elecciones democráticas de 2020 ha formado un Gobierno de unidad nacional (…) de acuerdo con la Carta Federal Democrática publicada el 31 de marzo de 2021”, reza el comunicado publicado por el CRPH en los medios locales.

El nuevo Gobierno sigue estando presidido simbólicamente por U Win Myint y Aung San Suu Kyi sigue como consejera de Estado, pero la privación de libertad que ambos padecen desde febrero hace que el peso del gobierno recaiga en Mahn Win Khaing Than, nombrado hoy primer ministro.

Dr Sasa, la cara más visible del movimiento pasa a ser ministro de Cooperación Internacional en un gabinete que, según el periódico Myanmar Now, incluye a varios miembros de las minorías étnicas, a diferencia del CRPH, formado casi exclusivamente por miembros de la Liga Nacional para la Democracia (LND), el partido de Suu Kyi.

Contra las imposiciones de la junta militar

Este Gobierno se forma después de que el CRPH anunciara el pasado 31 de marzo que consideraba nula la constitución de 2008 a raíz del golpe de Estado del 1 de febrero y propusiera una carta democrática federal interina, sobre la que se asienta este Gobierno de unidad nacional.

El anuncio se realizó en el tercer día de las celebraciones por el año nuevo budista, que este año quedaron difuminadas por las protestas diarias, que continuaron este viernes, y la brutal represión de las fuerzas del orden.

Los núcleos de las principales ciudades se paralizaron durante la mañana por una nueva “huelga de silencio” con la que el movimiento de desobediencia civil instaba a los ciudadanos a quedarse en casa como protesta por la brutalidad de la junta militar.

Centenares de muertos por la represión

Según la Asociación para la Asistencia de los Presos Políticos de Birmania (AAPP), al menos 726 personas han muerto por la represión de la junta desde el golpe de Estado y 3 mil 151 han resultado detenidas de forma arbitraria.

Dos de los últimos arrestos se produjeron durante la noche del jueves, cuando un grupo de soldados irrumpió en un monasterio de Mandalay, la segunda ciudad del país, y detuvo a dos personas, según el diario Myanmar Now.

La brutalidad de los uniformados ha provocado severas críticas y sanciones por parte de la Unión Europea y países como Estados Unidos, Reino Unido y Canadá, aunque la comunidad internacional no ha conseguido consensuar acciones comunes como un embargo global de armas contra Birmania.

El Ejército birmano justifica el golpe de Estado por un supuesto fraude electoral en los comicios del pasado noviembre, en los que arrasó el partido de Suu Kyi, como ya hiciera en 2015, con el aval de los observadores internacionales. EFE




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.