Aficionados del Flamengo en un partido del grupo A de la Copa Libertadores entre Flamengo y Barcelona SC, en el estadio Maracaná en Río de Janeiro. / Foto EFE

El gobierno del presidente Jair Bolsonaro aprobó un estudio de la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF) para la vuelta de los aficionados a los estadios del país, aunque no divulgó fechas.

El Ministerio de Salud informó en un comunicado de que dio luz verde a la reapertura al público de los estadios, aunque de forma parcial, pues solo permitirá la ocupación de un 30 % de la capacidad en un primer momento.

Las autoridades locales y los clubes también estarán obligados a pactar una serie de medidas de bioseguridad para evitar los contagios de coronavirus, que hasta este lunes ha dejado en el país más de 137.000 fallecidos y 4,55 millones de infectados.

“La apertura deberá ocurrir mediante protocolos que deben ser establecidos con el objetivo principal de velar por la salud física y mental, así como el bienestar de todos”, señaló el Ministerio de Salud, cuyo titular es el general del Ejército Eduardo Pazuello.

En este sentido, gobernadores y alcaldes tendrán que considerar la variación de la curva epidemiológica, la tasa de ocupación de las camas de terapia intensiva y la capacidad de respuesta de su red de hospitales.

Ni el Ministerio de Salud ni la CBF han dado fechas aproximadas sobre cuándo podrían volver los aficionados a los estadios, si bien el alcalde de Río de Janeiro, Marcelo Crivella, ya anunció el viernes pasado que pretende hacerlo a partir de octubre.

El regidor afirmó a los periodistas que su intención es que el partido de Liga entre Flamengo y Athletico Paranaense, que se jugará el próximo 4 de octubre en el Maracaná, ya pueda contar con algo de público en las gradas.

Las competiciones de fútbol en Brasil se suspendieron en marzo debido a la pandemia y volvieron de forma gradual a partir de junio, aunque sin la presencia de aficionados, situación que se ha mantenido en todo el país desde entonces.

Río de Janeiro ya fue la primera región del país en autorizar la vuelta al fútbol con la reanudación del Campeonato Carioca, aún con la curva de contagios y muertes por COVID-19 al alza, y ahora confía también en ser la primera en permitir la entrada de aficionados.

Brasil es el segundo país del mundo con mayor número de muertes por COVID-19, sólo superado por Estados Unidos, y el tercero con mayor número de casos confirmados, por detrás de EE.UU. y la India.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.