Foto EFE
El presidente de Chile, Sebastián Piñera, anunció este sábado su intención de levantar todos los estados de emergencia a partir de las 00.00 del domingo (03.00 GMT del lunes), acabando así con la presencia del Ejército en las calles como garante de la seguridad.

Este anuncio presidencial se da luego de que las autoridades militares a cargo de la seguridad en las zonas en estado de emergencia de Santiago, Coquimbo y La Serena (norte) y Concepción (sur) anunciaran más temprano que hoy no decretarán toque de queda.

Ejército levanta toques de queda en varias zonas

Las autoridades militares a cargo de la seguridad en las zonas en estado de emergencia de Santiago de Chile, Coquimbo y La Serena (norte) y Concepción (sur) anunciaron que este sábado no decretarán toque de queda.

La anterior medida se decretó debido a la creciente normalización de los servicios tras el estallido social desatado en el país.

La Jefatura de la Defensa Nacional (JDN) a cargo de la región Metropolitana, en la que está comprendida la capital del país, expresó a través de un comunicado que “se han alcanzado índices de normalidad, tanto en el funcionamiento de la ciudad como en la vida de los habitantes  que permiten resolver que NO habrá toque de queda a partir de este momento”.

La JDN consideró que esto se ha logrado con el discurrir de los días gracias a la contribución de todos los ciudadanos.

Tras el anuncio de la JDN de la región Metropolitana se sucedieron anuncios similares para las comunas de Coquimbo y La Serena (norte), y la provincia de Concepción (sur).

Los toques de queda decretados por el Ejército en aquellos lugares en los que la institución castrense quedó al cargo de la seguridad por orden del Gobierno para sofocar los incidentes violentos con los inició el estallido social que vive Chile han sido una constante desde hace una semana.

Con esta medida, que comenzó en Santiago el sábado 19 y que se fue extendiendo a multitud de ciudades y comunicas del país, e incluso regiones enteras, se ha restringido estos días las libertades de movimiento y reunión durante una franja horaria.

El país no había vivido una situación así desde la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990).

La sombra de la represión de esa época dictatorial ha oscurecido la acción de las Fuerzas Armadas estos días, y la gestión del Gobierno al confiarles la seguridad, dadas las múltiples denuncias de abusos y violaciones de derechos humanos que se han interpuesto por presuntas acciones ilegítimas de las fuerzas del Estado.

El viernes 18 se radicalizó una protesta contra el alza del metro que derivó en una ola de violencia, con graves disturbios, incendios y saqueos que motivaron al Gobierno el decretar estados de emergencia y al Ejército establecer toques de queda cada noche.

Con el paso de los días, la ciudadanía tomó el protagonismo de esta protesta social, inundando las calles cada día para reclamar al Gobierno profundos cambios estructurales en pos de una sociedad más equitativa, con mejores pensiones, salarios y sistemas de salud y educación.

Este viernes 25, la expresión social alcanzó su punto máximo con una gigantesca manifestación en la que se congregaron en Santiago más de un millón de personas, con réplicas en diferentes regiones del país. la más grande desde la vuelta a la democracia en 1990.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.