(Foto EFE/ARCHIVO)

El gobierno de Cuba arremetió el lunes contra la disidencia, que en los últimos días ha reactivado sus críticas, a pocos días de que la ONU someta a votación una resolución para levantar el bloqueo que Washington aplica a la isla desde 1962.

Según publica este lunes Granma, periódico del gobernante Partido Comunista (PCC, único), las acusaciones contra el gobierno provienen de “mercenarios al servicio de una potencia externa y como tales las leyes de cualquier país del mundo que se considere democrático, los sancionarían”.

La respuesta del gobierno coincide con la denuncia sobre la huelga de hambre que hace 62 días sostiene un opositor, Tomás Núñez, de la Unión Patriótica de Cuba (Unpacu). Su líder, José Daniel Ferrer, dijo que “responsabiliza a Miguel Díaz-Canel, de forma directa, sobre lo que le pase a Tomás”.

Según Unpacu, Núñez protesta por la “injusta” condena que le impuso un tribunal por la supuesta agresión a un oficial cubano. Su caso motivó el interés del Departamento de Estado y de Amnistía Internacional.

Para Granma, los opositores “son tan mercenarios que cumplen al pie de la letra con la orden de sus pagadores, para tratar de desviar la atención a lo que de seguro ocurrirá nuevamente en las Naciones Unidas cuando se vote el Proyecto de Resolución exigiendo que se ponga fin al bloqueo contra Cuba” el 31 de octubre.

Washington aplica un embargo económico, comercial y financiero a la isla desde 1962, que la Asamblea General de la ONU ha condenado 26 veces por aplastante mayoría.

“Por estos meses, donde todo el pueblo de Cuba participa en un verdadero ejercicio democrático en el análisis y discusión del proyecto de la nueva Constitución (que se votará en referendum el 24 de febrero), esas depredadoras aves de rapiña se mueven inquietas para lanzar calumnias contra nuestro país”, agregó Granma.

La huelga de hambre es una forma de protesta recurrente entre los disidentes cubanos en prisión. El récord de huelgas lo tiene Guillermo Fariñas, quien realizó 25 huelgas entre 1995 y 2016, la última de 54 días.

Sin embargo, los dos únicos casos que tuvieron un desenlace fatal fueron los de Orlando Zapata, fallecido el 23 de febrero de 2010 tras 86 días de ayuno, y de Wilmar Villar, quien murió en enero de 2012 tras una huelga de hambre de unos 50 días.

Recientemente, el presidente Díaz-Canel consideró que en Cuba existen “unos pocos con “vocación anexionista”, que “no creen que la patria puede levantarse con sus propias fuerzas”. Este lunes, vía Twitter, insistió en que Estados Unidos ha incrementado su retórica hostil a pocos días de la votación en la ONU.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.