(EFE)

El Gobierno español ordenó hoy el cierre de las oficinas que el Ejecutivo de la región de Cataluña tiene en el extranjero, salvo la de Bruselas ante la Unión Europea (UE), como parte de las decisiones adoptadas para restablecer la legalidad en esa autonomía cuyo Parlamento aprobó una declaración de independencia.

El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, explicó esa decisión en una comparecencia para anunciar los acuerdos del Consejo de Ministros en relación a esa decisión del Parlamento regional.

De acuerdo con la página web de la Generalitat, Cataluña tiene siete delegaciones de representación en el exterior: en Alemania, Francia, Suiza, Reino Unido e Irlanda, Austria, Italia, Estados Unidos y Unión europea (UE).

Esa delegación regional catalana está presente en Bruselas desde 1986.

Según Rajoy, el Ejecutivo español ha decidido la “extinción” de todas las delegaciones en el extranjero, excepto la representación ante la Unión Europea, aunque sí ha sido destituido su delegado.

El jefe del Ejecutivo español también ha ordenado la clausura del patronato de Diplocat, una entidad público-privada al servicio del Gobierno regional para impulsar la proyección internacional de Cataluña, y el cese de los delegados catalanes en Madrid y Bruselas. 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.