El gobierno de Sebastián Piñera calculó en más de un millón la cifra de extranjeros viviendo en Chile, casi el doble de los reportes existentes, en su mayoría provenientes de Venezuela y Haití.

Sin cifras oficiales actualizadas, se estima en casi 600.000 los extranjeros viviendo en Chile, equivalente a un 2,4% de la población total del país, muy por debajo de las tasas de los países desarrollados.

Pero “una estimación razonable es que podemos tener más de un millón de extranjeros en Chile”, dijo el subsecretario del Interior, Rodrigo Ubilla, ante una comisión del Congreso, según reproducen medios de prensa este miércoles.

Cerca de 300.000 personas estarían en condición de ilegales.

La cifra total de inmigrantes arribados en los últimos años a Chile hasta ahora se mantiene en incógnita, a la espera de los resultados del Censo de Población realizado en 2016.

La presencia de extranjeros en Chile se percibe sobre todo en el centro de Santiago, comunas de la periferia, y ciudades del norte como Antofagasta e Iquique.

De acuerdo a datos del departamento de Extranjería y Migración del ministerio del Interior, el año pasado se otorgaron 267.596 visas (temporarias o sujetas a contrato), un 53% más que el año 2016.

De esa cifra, 73.386 fueron entregadas a venezolanos y 46.239 a haitianos.

El gobierno de Piñera -que asumió el 11 de marzo pasado- anunció que modificará su propia ley de Migraciones introducida durante su anterior mandato (2010-2014) en vez de la iniciativa presentada por la socialista Michelle Bachelet.

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.