Foto referencial
COMPARTE

El Gobierno de Guatemala expresó hoy su “profunda preocupación” por la decisión del Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela de asumir las competencias de la Asamblea Nacional y abogó por un diálogo constructivo que conduzca a la paz y el entendimiento.

En un comunicado, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Guatemala reiteró su convicción de preservar el Estado de Derecho, el apego a la Constitución, la separación de poderes, la libre expresión de pensamiento y el respeto “irrestricto” a los derechos humanos.

Esos, dijo, son “valores esenciales para conservar y consolidar una democracia representativa”, por lo que expresó sus deseos para que el Gobierno de Venezuela sostenga “un diálogo franco, sincero y participativo” que garantice la paz y la Constitución.

El Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela decidió el miércoles asumir las competencias del Parlamento, que es controlado por la oposición y que acusó este jueves a Maduro de haber dado un “golpe de Estado”.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.





Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.