(Foto Referencial)

La primera vuelta de las elecciones presidenciales de Mali previstas para este año se celebrará el domingo 29 de julio, según aseguró hoy el primer ministro del país africano, Soumeylou Boubeye Maigua.

Serán los primeros comicios presidenciales en Mali desde 2013, cuando el antiguo primer ministro Ibrahim Boubacar Keita accedió (con más del 70 % de los votos) a la jefatura de Gobierno, y los segundos desde el golpe de Estado militar de 2012, que depuso al presidente, Amadou Toumani Touré.

Además, el 17 de abril está previsto que se celebren las elecciones municipales y regionales que, en principio, estaban convocadas para el pasado mes de diciembre.

“Garantizo que las elecciones se llevarán a cabo”, afirmó Maigua en una comparecencia en Mopti, capital de la región homónima del centro de Mali, muy golpeada por el terrorismo yihadista en los últimos años y ejemplo de la inestabilidad y la inseguridad que azotan al país en la actualidad.

Este mismo sábado, en esta zona, cinco comerciantes murieron cuando el camión en el que viajaban pisó una mina enterrada en la carretera.

En 2012, aprovechando el golpe de Estado en Bamako, separatistas tuareg aliados con grupos yihadistas afines a Al Qaeda se hicieron con el control del norte de Mali y, pese a que fueron teóricamente expulsados en 2013 por la coalición militar impulsada por Francia, los atentados y la violencia han continuado ante la incapacidad del Gobierno maliense para eliminar a las bandas armadas.

“Buscaremos a los bandidos y terroristas, dondequiera que se escondan, y los neutralizaremos”, dijo hoy Maigua, que ascendió al puesto de primer ministro hace seis semanas, cuando el presidente Keita acometió su quinta remodelación del Gobierno desde que fue investido en 2013.

Maigua, que anteriormente era ministro de Defensa, anunció que Mali desplegará en las próximas semanas un importante contingente militar en la región de Mopti para que no haya ni un metro cuadrado de territorio fuera de nuestro control.

“Crearemos espacios de diálogo con todos los grupos y todos los ciudadanos que renuncien a la violencia”, añadió.

Otra iniciativa que pretende llevar a cabo el Gobierno de Mali, según explicó Maigua, consiste en integrar las escuelas coránicas en el sistema público.

Estos establecimientos están acusados de ser un caladero para los grupos yihadistas y, además, representan la única oferta educativa en muchas zonas rurales del norte y centro de Mali, lo que explica el afán del Estado por controlarlas.

“Es el momento de escoger bando. Para todo aquel que tenga información sobre los terroristas, es el momento de dárnosla”, concluyó el primer ministro.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.