(Foto cortesía)
COMPARTE

“Poner las cosas en su lugar”, así es la meta que tiene el presidente Nicolás Maduro para equilibrar el consumo y precio de la gasolina que es la “más barata del mundo”.

En 2016, casi dos décadas de congelamiento de tarifa, decretó un bolívar por litro de 91 octanos y seis bolívares para el litro de 95 octanos. Con los recursos del sistema de precios se proyectó sustentar grandes misiones, misiones y micromisiones.

Sobre la mesa del despacho del Ministerio de Petróleo reposa, desde hace un año, la planificación para ajustar el precio de gasolina. El Gobierno aliena que la demanda de combustible sea 70 por ciento de carga a 95 octanos y 30 por ciento a 91, fijando revertir el consumo y aumentar el precio para equilibrar las cuentas y aminorar el subsidio. “Esto nos va a ir ayudando”, precisó el mandatario en esa ocasión.

Tras el aumento el salario mínimo, el Ejecutivo retoma la revisión de la política de precios, desde alimentos a combustible. En lista están 50 rubros, que se hila con la complicidad del Asamblea Nacional Constituyente y la estocada en documentos pendientes por aprobar.

 

La Verdad




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.