Canciller Rodolfo Nin Novoa. (EFE)
COMPARTE

El gobierno de Uruguay está preocupado por la radicalización de la crisis política en Venezuela y el drama social que se vive en ese país, pero sigue manteniendo la postura de no sancionar al gobierno de Nicolás Maduro, expresó el canciller Rodolfo Nin Novoa.

Antes de la aplicación de cualquier cláusula democrática que suponga la suspensión de Venezuela de organismos regionales de integración, deben agotarse las opciones diplomáticas, considera Nin Novoa.

“En Venezuela se produce una escalada del conflicto, con una radicalización que nos llena de preocupación”, expresó el ministro durante una interpelación en el Parlamento. Como ejemplos, citó la tendencia a la militarización de la sociedad venezolana y el juzgamiento de civiles por parte de tribunales militares, un hecho que se conoció en las últimas horas y que ha despertado condenas de ONG defensoras de los derechos humanos y la Organización de Estados Americanos.

Los enjuiciados fueron detenidos en los últimos días en el estado Carabobo, donde ocurrieron fuertes protestas y saqueos. Los hechos acontecieron durante el llamado Plan Zamora, un operativo de seguridad que echó a andar Nicolás Maduro cuando empezaron las manifestaciones contra su gobierno, que ya llevan 37 muertos en 40 días en el país.

El secretario general de la OEA, el ex canciller de Uruguay, Luis Almagro, dijo el martes que esa es una práctica de las dictaduras.

Interpelado por la oposición, Nin Novoa rechazó llamar dictadura o democracia a Venezuela.

“Todos sabemos lo que es una democracia, todos sabemos lo que es una dictadura”, se limitó a decir.

Nin Novoa considera lo que pasa en Venezuela como un drama social e indicó que las autoridades uruguayas no son indiferentes al sufrimiento de la población.

“No hemos sido indiferentes ni injerencistas ni intervencionistas”, señaló en un mensaje que buscó aplacar las críticas de la oposición uruguaya que demanda mayor dureza al gobierno del mandatario Tabaré Vázquez, en su postura hacia el gobierno de Maduro, y también los cuestionamientos provenientes de sectores de su propio partido, el Frente Amplio, que respaldan a la revolución bolivariana.

En una sesión que se convirtió en maratónica, Nin Novoa hizo una larga recopilación de las decisiones adoptadas por países latinoamericanos en el marco del Mercado Común del Sur y la Unión de Naciones Suramericanas en relación con Venezuela y reiteró la postura de su gobierno de favorecer el diálogo y la negociación.

La interpelación no tendrá consecuencias políticas para Nin Novoa a pesar de los cuestionamientos de su propia fuerza, ya que el Frente Amplio llegó a un acuerdo previo para respaldar al ministro.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.