(Foto referencial)
COMPARTE

La nueva sentencia del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) es otra muestra clara de que el Gobierno nacional no respeta la voluntad de los venezolanos que eligieron a los parlamentarios, señaló el diputado a la Asamblea Nacional (AN), Stalin González. En su opinión son decisiones que toma el oficialismo para aferrarse al poder.

González dijo que una vez más el TSJ está al margen de la constitución y aseguró que la coalición opositora debe convocar a nuevas movilizaciones para exigir el respeto al voto y presionar para que haya elecciones en el país.

A su juicio la nueva sentencia aleja al país de la República, de la Carta Interamericana y de la separación de poderes que- a su juicio- en Venezuela no existe. Consideró que los ciudadanos deben seguir luchando por elecciones.

Indicó la autorización de que el gobierno pueda crear empresas mixtas se traduce en la intención de seguir comprometiendo económicamente al país sin el consentimiento del parlamento.

Unión Radio




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.





Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.