Los pasajeros tuvieron que esperar durante las 11 horas o bien en la terminal o bien bloqueados dentro de los aviones sin poder bajar. (Foto AFP)

El aeropuerto estadounidense de Atlanta, el más importante del mundo en número de pasajeros, recuperaba su actividad normal este lunes tras el apagón gigante que afectó a cientos de vuelos y miles de viajeros el domingo.

La electricidad volvió, 11 horas después del inicio de la avería, desatada por un incendio, pero 400 vuelos fueron cancelados y se podían ver largas líneas en los contadores de todas las aerolíneas, en medio de las duras críticas de los usuarios.

Los pasajeros tuvieron que esperar durante las 11 horas o bien en la terminal o bien bloqueados dentro de los aviones sin poder bajar, y miles de personas más quedaron bloqueadas en otros aeropuertos de Estados Unidos esperando la salida de su vuelo rumbo a Atlanta (Georgia, sureste), uno de los puntos de tránsito más importantes del país.

La aerolínea Delta, cuya base más importante se encuentra en el aeropuerto de Atlanta, dijo que preveía la cancelación de más de 300 vuelos el lunes por la mañana, “para dar a las operaciones la oportunidad de reanudar la normalidad cuanto antes”.

Delta dijo también que tuvo que anular más de 900 vuelos el domingo, pero que esperaba que los horarios del aeropuerto regresaran a la normalidad el lunes por la tarde.

La electricidad se cortó abruptamente en el aeropuerto Hartsfield-Jackson, que sirve a más de 100 millones de pasajeros al año, alrededor de la 1:00 pm del domingo y fue restablecida hacia la medianoche.

Imágenes durante el apagón mostraban a personas caminando o sentadas esperando en pasillos repletos, que habían quedado solo parcialmente iluminados.

“Había algunas luces de emergencia encendidas, pero estaba muy oscuro, se sentía totalmente apocalíptico”, dijo Heather Kerwin, que estaba en la terminal para tomar un vuelo a Nueva York cuando se fue la luz.

“Decidí largarme de allí”, dijo Kerwin a CNN.

Un total de 1.180 vuelos fueron cancelados o reprogramados el domingo, según el servicio de monitoreo FlightAware.

 – Confusión y mala comunicación –
El director ejecutivo de la compañía eléctrica Georgia Power, Paul Bowers, dijo que un “equipo conmutador” se incendió en una locación subterránea, dejando sin electricidad al aeropuerto y también a su línea de soporte.

“Tenemos a nuestros investigadores en el túnel”, dijo Bowers, disculpándose y añadiendo que no sospechaban de un acto intencional.

El alcalde de Atlanta, Kasim Reed, pidió perdón públicamente “a los miles de pasajeros que sufrieron alteraciones en su jornada”.

Anthony Foxx, un exsecretario de Transporte durante la administración de Barack Obama, permaneció varias horas sin poder salir del avión.

“Todos entendemos el caos que se ha producido y que toda la gente está haciendo su trabajo lo mejor que puede”, tuiteó. “Pero, sea cual sea la causa, parece que ésta se agravó por la confusión y la falta de comunicación”.

Otro viajero, Mike Vizdos, explicó que los pasajeros de su vuelo que volvía de Costa Rica se quedaron seis horas dentro del avión porque la avería ocurrió cuando el aparato acababa de aterrizar.

“Tuvimos que quedarnos sentados en el avión y finalmente pudimos bajar y pasar el control de seguridad”, explicó, esperando poder tomar un vuelo que le permita llegar a su casa en Richmond, Virginia.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.