VOA: “Gran deterioro” periodístico observan corresponsales de medios internacionales en Venezuela
/ Foto: Cortesía (VOA)

A propósito del Día Mundial de la Libertad de Prensa, los periodistas de medios internacionales de comunicación basados en Venezuela resaltaron las problemáticas que encara la prensa en Venezuela, ampliamente discutidas y cuestionadas.

En un encuentro con la Voz de América, se congregaron para contar en primera persona algunos “episodios increíblemente sórdidos”, como afirmó Alonso Moleiro, corresponsal del diario español El País, quien destacó que la libertad de prensa en Venezuela sufre un “gran deterioro. Existen unas zonas donde todavía se puede ejercer el periodismo, (pero) se van achicando”.

Moleiro recuerda, por ejemplo, que el propio presidente Nicolás Maduro criticó públicamente su trabajo el pasado año. Maduro afirmó en una alocución televisiva para auqel momento: “Estuve leyendo un artículo de Alonso Moleiro. Escribe en El País, lo contrataron en El País. Debe ser que él vende sus credenciales (de) que es un hombre de izquierda, pero no es de izquierda, él es de ultraderecha”.

Y fue más lejos indicando: “Alonso se degradó ideológicamente y se fue para la derecha. Entonces escribe un artículo hoy (en septiembre de 2020) en el periódico El País, de España, utilizando la mentira, la sucia mentira del informe del Grupo de Lima contra mí como presidente, contra Venezuela. Y así como a Alonso Moleiro tienen a 100, 200, 300 plumas que escriben para 100, 200, 300 periódicos, páginas web del mundo y repiten la mentira porque quieren justificar lo injustificable”.

Sin embargo, Moleiro resalta el caso de un corresponsal extranjero de El País, que fue agredido físicamente en Caracas mientras hacia una cobertura en 2020.

“Estado crítico”

Por su parte, Álex Vásquez, corresponsal de la agencia de noticias Bloomberg, concuerda al señalar que la condición de la libertad de la prensa en Venezuela se encuentra en un “estado crítico” y “acorralada”.

Pero a la vez, destaca las iniciativas de páginas digitales de noticias e investigación nacionales que “siguen haciendo el trabajo y lo hacen muy bien” pese a que -considera- su situación es más complicada en cuanto al tema de la persecución y ataques.

“Ejercer el periodismo en Venezuela es una profesión bastante complicada”, señala a la VOA, por su parte, Gabriela Gonzalez, corresponsal de emisora colombiana W Radio, destacando que por la misma situación que atraviesa el país, esto también le ocurre a otros profesionales.

En el caso particular del periodista, agrega: “No solamente tiene que narrar los problemas que están padeciendo los ciudadanos, sino que también los tiene que vivir”.

Entorno con patrones “restrictivos”

Estos profesionales no son ajenos a la realidad de la profesión en el país ni trabajan exentos de la situación que es cada vez más restrictiva, según afirman especialistas en la materia.

Marianela Balbi, directora ejecutiva del IPYS Venezuela, explicó que en el contexto de la pandemia, han visto que se “profundizan unos rasgos que ya durante muchos años hemos venido acumulando” contra los medios.

Esta situación, agrega, se ha traducido “en una imposición de un modelo de censura con consecuencias muy graves, porque entre una de ellas es el silencio en muchas zonas de Venezuela”.

Especifica que entre los patrones identificados por IPYS está el tema de las detenciones arbitrarias, unido a restricciones de acceso a información pública.

En marzo, el instituto publicó su informe anual titulado “El Virus de la Censura”, donde registraron 636 violaciones a las garantías informativas, en el que, de 325 personas afectados, 194 eran reporteros.

Otra organización que ha registrado la situación de la libertad de expresión en el país ha sido Espacio Público. Su director ejecutivo, Carlos Correa, explica la VOA que los patrones “regresivos o restrictivos” aumentaron en el contexto de la pandemia.

Entra las características que destaca está el incremento de los señalamientos por el uso de redes sociales o redes de comunicación, como WhatsApp y de la “percepción criminal o penal contra periodistas y ciudadanos”.

Destaca, precisamente, que los comunicadores son una parte importe de los afectados de estas violaciones de libertad de expresión en el país. “Informarse en Venezuela e informar en Venezuela es cada vez más duro”, afirma Correa.

Lee la nota completa en la Voz de América (VOA).




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.